La industria de curtido y acabado de cuero y piel, y fabricación de productos de cuero, piel y materiales sucedáneos reportó un descenso del 18.4 por ciento en la cantidad de empleados.

La industria alimentaria registró un aumento de 0.5 por ciento; la industria de las bebidas y del tabaco un 0.5 y la fabricación de accesorios, aparatos eléctricos y equipo de generación de energía eléctrica un 0.4 por ciento.

Ciudad de México, 18 de agosto (Economía Hoy).- El empleo en el sector manufacturero de México creció 0.9 por ciento en julio con respecto a junio, con lo cual suma ya dos meses de recuperación tras registrar una racha de 12 meses de caídas consecutivas.

Con ello, el indicador del personal ocupado se ubicó en 110.9 puntos, su nivel más bajo desde enero de 2017.

Por tipo de contratación, el número de obreros se incrementó 1.4 por ciento, mientras que el de los empleados se redujo 0.4 a tasa mensual.

De acuerdo con la Encuesta Mensual de la Industria Manufacturera, desarrollada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), las horas trabajadas aumentaron 7.4 por ciento: las correspondientes a los empleados fueron mayores en 8 por ciento y las de los obreros en 7.8 mensual.

Las remuneraciones medias reales pagadas -que incluyen sueldos, salarios y prestaciones sociales- subieron 2.4 por ciento, con cifras desestacionalizadas.

De manera desagregada, los salarios pagados a obreros subieron 3.5 por ciento, los sueldos pagados a empleados 1.9 y las prestaciones sociales se incrementaron 0.9 en el mismo periodo de comparación.

En el comparativo anual, el personal ocupado total retrocedió 4.7 por ciento y las horas trabajadas descendieron 9 por ciento, en tanto que las remuneraciones medias reales reportaron un alza de 0.9 por ciento.

Por tipo de industria, los mayores descensos respecto al empleo se dieron en curtido y acabado de cuero y piel, y fabricación de productos de cuero, piel y materiales sucedáneos, con una caída de 18.4 por ciento.

Le siguieron la fabricación de prendas de vestir (-14.6), la fabricación de insumos textiles y acabado de textiles (-14.5) y la impresión e industrias conexas (-14.2).

En contraste, se registraron incremento en la industria alimentaria, de 0.5 por ciento; la industria de las bebidas y del tabaco, en donde también creció 0.5 por ciento y la fabricación de accesorios, aparatos eléctricos y equipo de generación de energía eléctrica, con un alza de 0.4 por ciento.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE ECONOMÍA HOY. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.