En una semana marcada por las interrupciones de producción en el Golfo de México, los petroprecios avanzaron, después de observar descensos pronunciados los 15 días anteriores.

El precio del oro negro experimentó una modesta subida tras dos días registrando alzas.

Ciudad de México, 18 de septiembre (SinEmbargo).- Impulsados por el corte de producción forzado por el huracán Sally, la reducción de los inventarios de crudo estadounidense y el compromiso de los países de la OPEP+ de mantener la ralentización del bombeo, los petroprecios lograron recuperarse de las pérdidas de las semanas anteriores.

La mezcla mexicana de petróleo levantó la cabeza después de dos semanas en rojo en las que perdió un 13.03 por ciento de su valor. En la semana que terminó esta jornada de viernes ganó 9.90 por ciento (3.51 dólares). El barril de crudo nacional se vendió en 38.97 dólares, un alza diaria de 0.54 por ciento, equivalente a 21 centavos.

El precio del barril de petróleo Brent para entrega en noviembre terminó hoy en el mercado de futuros de Londres en 43.13 dólares, un 0.44 por ciento menos que al finalizar la sesión anterior. El crudo del mar del Norte, de referencia en Europa, concluyó la jornada en el International Exchange Futures con un descenso de 0.19 dólares respecto a la última negociación, cuando cerró en 43.32 dólares.

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cerró este viernes con una subida del 0.3 por ciento, hasta los 41.11 dólares el barril, y concluye la semana con un alza acumulada del 10 por ciento. Al final de las operaciones en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del WTI para entrega en octubre subieron 0.14 dólares respecto a la sesión previa.

Los petroprecios también se vieron animados por la predicción de Goldman Sachs de que el mercado sufrirá un déficit de 3 millones de barriles diarios (bdp) en el último trimestre del año.

Esta semana los inversores se vieron alentados por la caída de las reservas de crudo la semana pasada en 4.4 millones de barriles, su cifra más baja desde abril, y que fue anunciado el miércoles por el Instituto Estadounidense de Petróleo.

Además, en la jornada de ayer los países productores de la OPEP y sus aliados, entre ellos Rusia, anunciaron que cumplieron en agosto en un 102 por ciento el recorte de su producción vigente y se comprometieron a ser más “proactivos”, lo que significa que podrían reducir aún más su bombeo si lo estiman necesario para evitar nuevos desplomes del mercado petrolero.

Así lo aseguró el ministro saudí de Energía, Abdelaziz bin Salmán, tras copresidir, junto a su homólogo ruso, Alexándr Novak, la reunión mensual de un comité interno de la OPEP+ (OPEP y aliados) encargado de verificar la disciplina del grupo.

Los países de la OPEP y sus socios se han comprometido a mantener limitados los suministros hasta fines de abril de 2021, con un plan escalonado cuya segunda fase entró en vigor el 1 de agosto y que supone una moderación de la reducción hasta 7.7 mbd.

Además, el impacto del huracán Sally en el Golfo de México forzó el parón durante cinco días de 119 instalaciones petroleras, prepararadas para soportar la inclemencia de estos fenómenos naturales, lo que causó una reducción en la producción de en torno a 500 mil barriles por día.

Los contratos de gasolina con vencimiento en octubre sumaron 1 centavo hasta los 1.23 dólares el galón, y los de gas natural para entrega en el mismo mes practicamente permanecieron invariables, manteniéndose en los 2.04 dólares por cada mil pies cúbicos.