El pasado miércoles, Zamudio compartió un video desde dentro de la sede de la CNDH donde reprochaba el comportamiento de las feministas más radicales, del Bloque Negro, a las que acusaba de no facilitar la convivencia a las víctimas y familiares del colectivo “Ni una menos” que ella decía representar.

Ciudad de México, 18 de septiembre (SinEmbargo).- Yesenia Zamudio, madre de una joven víctima de feminicidio en 2016 en la Ciudad de México, informó que abandonó la toma del edificio de la comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), por una serie de diferencias con el colectivo feminista Bloque Negro.

El anuncio lo realizó a través de su cuenta de Facebook, donde afirmó que su salida fue acompañada por otras familias que permanecían al interior de la CNDH.

“Las familias nos salimos y se quedó todo no queremos despensas ni casas queremos justicia” (sic), escribió en la publicación.

Zamudio, quien se asumió como líder del colectivo Ni Una Menos México, detalló que abandonó el edificio tras ser violentada.

“Y quien según dice ayudarnos fueron quienes me violentaron y me retiré lo hice quédense con todo, nuestra lucha no es ni por dinero ni por poder, quédense las despensas, quédense con sus cuadros quédense sin dignidad” (sic), agregó.

Integrantes del Bloque Negro al interior de la CNDH. Foto: Graciela López, Cuartoscuro.

De acuerdo con su publicación, ella asumió la responsabilidad de la toma para evitar que detuvieran a “las compañías del bloque negro”; aunque acusó que dichas integrantes “todo lo han manejado a su propia conveniencia”.

Por otro lado, aseveró que las instalaciones de la CNDH se habían convertido en un refugio para familias de personas desaparecidos, por lo que “no debería ser separatista, también hay padres de víctimas y hermanos”.

La activista acusó a personas que “pertenece a partidos políticos”.

“Y algunas chicas ya vi q quieren una comuna no un refugio de víctimas. Y si para eso querían las instalaciones me hubieran dicho”, finalizó.

Las familias nos salimos y se quedó todo no queremos despensas ni casas queremos justicia.Y quien segun dice ayudarnos…

Posted by Yesenia Zamudio on Friday, September 18, 2020

LAS DISPUTAS

El pasado miércoles, Zamudio compartió un video desde dentro de la sede de la CNDH donde reprochaba el comportamiento de las feministas más radicales, del Bloque Negro, a las que acusaba de no facilitar la convivencia a las víctimas y familiares del colectivo “Ni una menos” que ella decía representar.

En ese mismo video se oían ya acusaciones cruzadas por el manejo del dinero, los alimentos y los medicamentos que la comunidad está llevando al edificio de la CNDH para abastecer tanto a sus ocupantes como a mujeres y familias vulnerables que lo solicitan.

Horas más tarde, en la noche del miércoles, Bloque Negro emitió un comunicado desligándose “de cualquier acción o discurso de Yesenia Zamudio” a la par que pedían unidad para seguir adelante con la reivindicación feminista.

“A pesar de las declaraciones que ustedes han visto, se ha tratado, al menos de nuestra parte, de llevar todo esto cordialmente. Porque aquí no es la situación de desunión, sino al contrario, que todas estemos unidas para un mismo propósito”, aclaró este jueves a Efe Érika Martínez, cabecilla de la ocupación.

Martínez estaba acusada por Zamudio en el video de acumular para su provecho donativos para la causa feminista en una cuenta particular, un hecho que ella misma negó y que dijo demostrará.

“Nosotros no tenemos ningún problema, respetamos las decisionesVarias representantes de los colectivos ocupas se reunieron este jueves, por segunda vez desde que tomaran el edificio, con la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y otras autoridades, un encuentro al que las feministas acudieron sin más información de los temas a tratar.

“Esperemos que la señora Olga Sánchez Cordero reciba a las familias como así lo habíamos acordado de un principio”, expresó Martínez, quien descartó que les fueran a solicitar “la desocupación de este edificio”.

“Ya está funcionando como un albergue para muchas de las chicas y muchas de las familias. Bueno, ya este es un edificio icónico por todo lo que ha pasado”, consideró.

-Con información de EFE.