Desde Ostuacán, Chiapas, el mandatario consideró que la detención de Genaro García Luna y de Salvador Cienfuegos demuestra “la profundidad de la crisis de México, la decadencia de México, que produjo la política neoliberal y el predominio del dinero, predominio del poder económico, que subordinó por completo al poder político”.

Ciudad de México, 18 de octubre (SinEmbargo).– El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, pidió este domingo no “sentenciar” a Genaro García Luna, Secretario de Seguridad Pública en el sexenio de Felipe Calderón, ni a Salvador Cienfuegos Zepeda, titular de la Secretaría de la Defensa Nacional en el Gobierno de Enrique Peña Nieto, detenidos en Estados Unidos por presuntos nexos con el narcotráfico durante sus gestiones, hasta que se demuestre su culpabilidad.

“Imagínense, un Secretario de Seguridad Pública preso en Estados Unidos acusado de vínculos con el narcotráfico, hace unos días detienen también al que fue Secretario de la Defensa, acusado por lo mismo. Desde luego en ningún caso hay que sentenciarlos antes de que se les demuestre su culpabilidad”, dijo.

Desde Ostuacán, Chiapas, el mandatario consideró que la detención de ambos exfuncionarios demuestra “la profundidad de la crisis de México, la decadencia de México, que produjo la política neoliberal y el predominio del dinero, predominio del poder económico, que subordinó por completo al poder político”.

“Privatizar fue la política que predominó durante 36 años, y causó muchos estragos, afectó mucho. Hay muchos damnificados por esa política, que empobreció a nuestro pueblo. Se favoreció sólo a una minoría rapaz y México no avanzó. Ahora que se está iniciando un proceso democrático que está en marcha la cuarta transformación, están quedando de manifiesto todos estos agravios que se fueron llevando a cabo en contra del pueblo y de la nación”, agregó.

En este boceto de la corte, el exsecretario de la Defensa de México, General Salvador Cienfuegos Zepeda, aparece en la corte federal el viernes 16 de octubre de 2020 en Los Ángeles.

En este boceto de la corte, el exsecretario de la Defensa de México, General Salvador Cienfuegos Zepeda, aparece en la corte federal el viernes 16 de octubre de 2020 en Los Ángeles. Foto: Bill Robles vía AP

Durante su visita en la Ángel Albino Corzo, mejor conocida como “Peñitas”, el Jefe del Ejecutivo federal reconoció nuevamente que todavía no se ha terminado de limpiar el Gobierno de la “peste funesta de la corrupción”, sin embargo, subrayó que no dará ni un paso atrás para cumplir con ese objetivo.

“Todavía, como es un proceso de cambio, estamos en transición. Todavía lo viejo no acaba de morir. Estamos encontrando todavía en los cajones de los escritorios expedientes que prueban la corrupción que imperaba antes de que llegáramos a la Presidencia”, comentó López Obrador.

Por ello, hizo un llamado a los conservadores para que “no se hagan ilusiones”, pues “no vamos a dar ni un paso atrás, ni siquiera para tomar impulso. Yo creo que a estas alturas ya se sabe que somos perseverantes, que somos tercos, y que se va llevar a cabo, llueve, truene o relampaguee”.

En el evento, AMLO estuvo acompañado por los gobernadores de Chiapas y Tabasco, Rutilio Escandón y Adán Augusto López.

LAS ACUSACIONES CONTRA CIENFUEGOS EN EU

El exsecretario de la Defensa de México, General Salvador Cienfuegos Zepeda, ayudó a un cártel de las drogas a traficar a Estados Unidos miles de kilos de cocaína, heroína, metanfetaminas y marihuana a cambio de sobornos, según documentos judiciales divulgados un día después de su arresto en Los Ángeles, ocurrido el pasado 15 de octubre.

Los cargos presentados por la corte del distrito este de Nueva York incluyen asociación delictuosa para distribuir e importar drogas y lavado de dinero. Los fiscales señalan que Cienfuegos, de 72 años, ayudó al cártel del H-2 mientras fue el responsable de las Fuerzas Armadas de 2012 a 2018 durante el Gobierno del entonces Presidente Enrique Peña Nieto.

Salvador Cienfuegos Zepeda, Secretario de la Defensa Nacional en el Gobierno de Enrique Peña Nieto.

Salvador Cienfuegos Zepeda, Secretario de la Defensa Nacional en el Gobierno de Enrique Peña Nieto. Foto: Mario Jasso, Cuartoscuro

Hasta ahora, ningún exsecretario de la Defensa mexicano había sido detenido ni acusado de algún delito.

Los fiscales indicaron que tienen mensajes interceptados de Blackberry Messenger que incriminan a Cienfuegos, también conocido como “El Padrino”, según la Fiscalía. Entre las comunicaciones hay mensajes en los que se identifica al general por nombre, título y fotografía.

Cienfuegos apareció el viernes 16 de octubre en la audiencia inicial a través de video desde el centro de detención donde se encuentra en Los Ángeles. Llevaba una chamarra oscura y un cubrebocas. Tuvo un intérprete, pero cuando el Juez de distrito Alexander MacKinnon le hizo preguntas de procedimiento, el General contestó en inglés “yes” y “yes, your honor”.

El Juez ordenó que Cienfuegos permanezca detenido sin derecho a fianza hasta otra audiencia el martes en Los Ángeles. Su abogado, Duane Lyons, apareció también en video y no respondió a solicitudes de comentarios.

Aunque los fiscales estadounidenses aseguraron que el General ayudó al cártel del H-2, en México las autoridades han descrito a H-2 como un lugarteniente del cártel de los Beltrán Leyva llamado Juan Francisco Patrón Sánchez, quien murió en un enfrentamiento con la Marina mexicana en 2017.

Los fiscales neoyorquinos expresaron en una carta a la Jueza Carol Amon, de la corte federal de Brooklyn, que esperan que el General sea llevado a Nueva York en las próximas semanas y acusaron a Cienfuegos de asistir al cártel a cambio de sobornos. El General enfrenta un mínimo de 10 años de cárcel.

Salvador Cienfuegos Zepeda, exsecretario de la Defensa Nacional, durante la presentación del libro “Numeralia del Ejército y Fuerza Aérea mexicana en el Siglo XXI, Otra Visión" del autor Arturo Ávila Anaya, en 2018.

Salvador Cienfuegos Zepeda, exsecretario de la Defensa Nacional, durante la presentación del libro “Numeralia del Ejército y Fuerza Aérea mexicana en el Siglo XXI, Otra Visión” del autor Arturo Ávila Anaya, en 2018. Foto: Mario Jasso, Cuartoscuro

En su carta, los fiscales describieron al cártel como una organización liderada por Patrón Sánchez, también conocido como H-2, que operaba desde Nayarit y Sinaloa. El cártel, aseguraron los fiscales, tenía cédulas de distribución de drogas en Los Ángeles, Las Vegas, Ohio, Minnesota, Carolina del Norte y Nueva York, a través de las cuales se distribuyeron miles de kilos de drogas. En México, el cártel cometió asesinatos y usó la tortura contra organizaciones rivales, agregaron los fiscales.

Cienfuegos, continuó la carta, ayudó al cártel al asegurar que no se realizaran operaciones militares en su contra y también inició operaciones militares contra grupos rivales. El General localizó transporte marítimo para envíos de cocaína y ayudó a ampliar el territorio controlado por H-2, además de presentar a los narcotraficantes a otros funcionarios corruptos del Gobierno. Cienfuegos también avisaba al cártel de operaciones antidrogas de las autoridades estadounidenses.

Los fiscales pidieron a la Jueza que el General no quede en libertad mientras enfrenta el proceso judicial por la posibilidad de que se fugue. También aseguraron que no es recomendable que sea colocado en arresto domiciliario, ya que consideran que también podría escapar.

La acusación formal contra el General acusa a Cienfuegos de asistir en operaciones de narcotráfico entre diciembre de 2015 y febrero de 2017.

Los fiscales aseguraron que el General se comunicaba al cártel sobre informantes del Gobierno estadounidense, lo que resultó en el asesinato de un miembro del grupo criminal que líderes de éste pensaban, de forma errónea, que ayudaba a las autoridades estadounidenses.

Además de comunicaciones interceptadas, los fiscales señalaron que sus acusaciones están corroboradas por numerosos cientos de kilos de cocaína y otras drogas incautadas y por testigos que confirmaron la asistencia de Cienfuegos al cártel.

La acusación formal contra el General acusa a Cienfuegos de asistir en operaciones de narcotráfico entre diciembre de 2015 y febrero de 2017.

La acusación formal contra el General acusa a Cienfuegos de asistir en operaciones de narcotráfico entre diciembre de 2015 y febrero de 2017. Foto: Mario Jasso, Cuartoscuro

El General fue acusado formalmente por un jurado investigador en Nueva York el 14 de agosto de 2019. Fue arrestado el jueves pasado en el aeropuerto internacional de Los Ángeles. Un funcionario mexicano que habló en condición de anonimidad porque no está autorizado a dar detalles sobre el caso dijo que el General fue arrestado junto a familiares que fueron dejados en libertad después. Cienfuegos fue trasladado al Metropolitan Detention Center.

El General es el exfuncionario arrestado de más alto rango del Gobierno de México desde la detención de Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad Pública del país y quien fue arrestado en Texas en 2019. García Luna se ha declarado inocente de los cargos de narcotráfico que pesan sobre él.

-Con información de AP