El Gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, afirmó que esta postura de rechazo se debe a las supuestas irregularidades que rodearon la elección de Rosario Piedra Ibarra en el Senado de la República, situación que ha sido denunciada en múltiples ocasiones por legisladores del Partido Acción Nacional (PAN).

Ciudad de México, 18 de noviembre (SinEmbargo).- El Gobernador de Querétaro, el panista Francisco Domínguez Servién, reveló que la entidad que rige no reconocerá la titularidad de Rosario Piedra Ibarra al frente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) al considerar que su nombramiento estuvo rodeado de irregularidades.

El mandatario explicó que dicha decisión significa que el Gobierno queretano no acatará ninguna recomendación dirigida a las autoridades estatales, sin embargo, si atenderá las que sean emitidas por el organismo a nivel local.

Domínguez Servién afirmó que esta postura de rechazo se debe a las supuestas irregularidades que rodearon la elección dePiedra Ibarra en el Senado de la República, situación que ha sido denunciada en múltiples ocasiones por legisladores del Partido Acción Nacional (PAN).

Agregó que el nombramiento de la activista al frente de la CNDH no sólo ha sido cuestionado por panistas, pues recordó que a representantes de organizaciones civiles, e incluso consejeros de la Comisión, han desconocido su nombramiento.

El panista reveló que la decisión para desconocer a Rosario Piedra Ibarra al frente de a CNDH se dio en conjunto con otros mandatarios locales panistas que integran la Asociación de Gobernadores de Acción Nacional.

Finalmente, el Gobernador querenatno insistió en que la única forma en la que los panistas reconocerían el nombramiento de la ombudsperson nacional sería si se repone el proceso de elección.

PIEDRA RINDE PROTESTA 

Entre protestas, alegatos y polémica, Rosario Piedra Ibarra asumió la titularidad de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) en el Senado de la República. Por ello, cinco Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) lanzaron una petición en la plataforma Change.org para exigir su renuncia.

“Una premisa fundamental para que pueda desempeñar esta labor es la autonomía constitucional, es decir, la presidencia de la CNDH no puede estar al servicio, en vínculo político o bajo presiones de las autoridades y quienes gobiernan al país, porque anula su objeto esencial: la protección, observancia, promoción, estudio y divulgación de los derechos humanos que ampara el orden jurídico mexicano”, subrayaron.

En la iniciativa firmada por la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH), el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), Equis –Justicia para las Mujeres, y Causa en Común AC, recordaron que la CNDH es un órgano público autónomo que representa décadas de lucha para tener una institucionalidad encargada de defender a todas las personas frente abusos de autoridades y funcionarios públicos.

De acuerdo con las ONGs, la Constitución de México le da amplios poderes para investigar y emitir recomendaciones, con la finalidad de que se reparen los daños causados.

“Rosario, tú como familiar de una víctima sabes cuánta falta hacen instituciones alejadas del poder político y partidista. Sabemos de tu compromiso con la justicia y de tu lucha de años en contra de las violaciones a los derechos humanos. También respetamos que hayas optado por la militancia política para transformar a México. Sin embargo, la ley es muy clara en el Capítulo II. De la elección, facultades y obligaciones del presidente de la Comisión en el párrafo ‘IV.- No desempeñar, ni haber desempeñado cargo de dirección nacional o estatal, en algún partido político en el año anterior a su designación’ porque afecta su independencia”, precisaron.

Parte de la polémica en la elección de Piedra Ibarra al frente del organismo es porque hasta el 14 de noviembre, es decir, dos días después de haber rendido protesta en el cargo, dio a conocer que presentó su licencia como militante del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), a fin de dedicarse por completo a su nueva labor.