"Las fechas navideñas en las que más pavos se matan, en México se matan alrededor de 3.2 millones de pavos para las cenas de Navidad".

“Las fechas navideñas en las que más pavos se matan, en México se matan alrededor de 3.2 millones de pavos para las cenas de Navidad”. Foto: Piqsel.

Justo leí la reflexión de una amiga que dejó de comer animales y se veía en un dilema entre hacer lo ético o decir adiós a una tradicional fiesta navideña.

Ella contaba cómo al proponerles la primera cena 100 por ciento libre de crueldad y basada en plantas, para variar, para comer diferente, para que conozcan un poco más sobre ella ya que no la han visto desde hace un año, la respuesta fue negativa.

Ella no discutió, sólo aceptó y decidió no “celebrar” más la navidad, no es religiosa ni le interesa abrazar a su familia con muertos en la mesa.

La llamaron intolerante por dicha decisión, pero no es lo mismo ser comprensivo cuando lo que está en juego es el color del mantel en vez de cuántas vidas literalmente costarán la cena.

Las fechas navideñas en las que más pavos se matan, en México se matan alrededor de 3.2 millones de pavos para las cenas de Navidad. Los pavos son mutilados sin analgésicos, están hacinados en lugares oscuros y sin ventanas, y los crían para crecer tan rápido que a menudo quedan inmóviles por su propio peso.

Pero su familia como muchas (incluyendo la mía) no lo ven así, por tanto es muy difícil cortar de tajo algo que probablemente esperan todo el año, por más sencillo que nosotros lo percibamos, debemos aceptar que vivimos diferente evolución a diferente ritmo, porque parte de la evolución es ser compasivo y comprensivo, aunque nunca se justificará la explotación y tortura masiva, debemos hacer lo que podamos con lo que podamos, y para su familia aún no es tiempo.

Espero realmente que esta pandemia evite estas reuniones que ameritan platillos hechos a costa de animales torturados.

Feliz navidad para los animales.