En 2018 y 2019 los accidentes del jet de Lion Air y Ethiopian Airlines dejaron 346 víctimas, por lo que la FAA les negó la salida de vuelo hasta que se regularan las pruebas de seguridad. 

Por David Koeing y Tom Krisher

Estados Unidos, 18 de noviembre (AP).- Casi dos años después de un par de accidentes fatales, la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA por sus siglas en inglés) ha autorizado al Boeing 737 Max a reanudar los vuelos.

La FAA anunció la decisión el miércoles y dijo que era el resultado de un proceso de 20 meses de revisión “exhaustiva y metódica”.

Las agencias reguladoras del mundo desautorizaron los vuelos del Max en marzo de 2019 después de la caída de un jet de Ethiopian Airlines. Cinco meses antes, un avión similar de Lion Air de Indonesia se estrelló en el mar de Java. Las víctimas de ambas caídas sumaron 346 entre pasajeros y tripulantes.

Trabajadores de rescate en Bishoftu, o Debre Zeit, fuera de Addis Abeba, Etiopía, el lunes 11 de marzo de 2019, donde se estrelló el vuelo 302 de Ethiopia Airlines. Foto: AP

Los aviones no volverán a volar durante algún tiempo. La FAA dijo que debe aprobar los cambios en el entrenamiento de los pilotos en cada aerolínea estadounidense y que las aerolíneas deben realizar el mantenimiento requerido de los aviones.

La FAA dijo que tomó la medida con la colaboración de las agencias de seguridad aérea del mundo. “Los reguladores han indicado que los cambios de diseño junto con los cambios de procedimientos y entrenamiento de las tripulaciones les darán confianza para validar a los aviones para que puedan volar en sus respectivos países y regiones”, dijo la FAA en un comunicado.

Una serie de audiencias en el Congreso dieron lugar a críticas a la FAA por la laxitud de sus inspecciones y a Boeing por apresurarse a instalar un nuevo sistema informático que dio prioridad a las ganancias sobre la seguridad y condujo al despido de su CEO.