El adolescente se hizo pasar por reportero gráfico para aprovechar la proximidad de la prensa con las tropas israelíes.

El joven perdió la vida en su intento por atacar a los guardias fronterizos. Foto: Especial

Jerusalén, 18 dic (EFE).- La Asociación de Prensa Extranjera en Israel y Palestina (FPA, en sus siglas en inglés) condenó hoy “cualquier intento de las partes tanto de hacerse pasar por periodista como de explotar la presencia de periodistas legítimos para cometer un acto violento”.

La condena tiene lugar después de que el pasado viernes el palestino Muhamad al Adam, de 18 años, muriera abatido a tiros por las fuerzas israelíes después de que apuñalara e hiriera de levedad a un guardia de fronteras israelí durante unos disturbios en el noreste de Ramala.

Al Adam se metió entre un grupo de periodistas, con una cámara y pretendiendo serlo, y después aprovechó la proximidad de estos con las tropas para atacar.

La FPA recuerda que “el asaltante no se identificó como periodista, no llevaba el equipo de protección que tenían los periodistas cercanos, no habló con los periodistas ni tenía ninguna equipación que lo señalara como tal”.

Y destaca que los fotógrafos que en ese momento cubrían las protestas se encontraban en la zona indicada por las fuerzas israelíes, “y el atacante se alejó de ellos entre 30 y 40 metros cuando se produjo el apuñalamiento”.

Aun así, condena cualquier intento de hacerse pasar por miembro de la prensa para abusar de esta posición y perpetrar ataques.