Por la mañana, el Presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer que las autoridades detectaron una transferencia desde la Secretaría de Gobernación (Segob) a una cuenta personal de un familiar de Genaro García Luna, Secretario de Seguridad Pública de Felipe Calderón Hinojosa.

Ciudad de México, 18 de diciembre (SinEmbargo).– Santiago Nieto Castillo, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), reveló este miércoles que las autoridades están investigando a cinco ex funcionarios vinculados con Genaro García Luna, ex Secretario de Seguridad Pública federal, entre los que se encuentra Luis Cárdenas Palomino, ex encargado de Seguridad Regional de la Policía Federal (PF).

“Hemos ampliado en este momento la investigación a otras personas del círculo cercano al señor García Luna, presuntamente también involucrados”, dijo en entrevista con medios de comunicación.

A su salida de Palacio Nacional, el funcionario precisó que se trata de personas de primer nivel, sin embargo, aclaró que siguen las indagatorias.

Genaro García Luna y Felipe Calderón Hinojosa. Foto: Ivan Stephens, Cuartoscuro

“Todavía estamos investigando a cinco ex servidores públicos más cercanos al señor, son funcionarios de la administración de García Luna”, detalló Nieto Castillo.

Por la mañana, el Presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer que las autoridades detectaron una transferencia desde la Secretaría de Gobernación (Segob) a una cuenta personal de un familiar de Genaro García Luna, Secretario de Seguridad Pública de Felipe Calderón Hinojosa.

“Se conoció de una transferencia a una cuenta particular, de la familia, de un recurso que surgió de Gobernación y al parecer se transfirió una parte a una cuenta personal de un familiar de García Luna“, dijo en conferencia de prensa.

Desde Palacio Nacional, el mandatario aclaró que no sabía cuál fue el monto que se transfirió, pero precisó que sería Santiago Nieto quien daría a conocer más detalles del caso.

Y así ocurrió, pues el funcionario confirmó a medios de comunicación que la transferencia fue de dos mil millones de pesos a una empresa donde Genaro García Luna es accionista.

Genaro García Luna, ex Secretario Federal en el sexenio del ex Presidente Felipe Calderón, impartió el Seminario sobre Seguridad Pública, Ciudadanía y Violencia en América Latina, ante un grupo de estudiantes y académicos del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) en 2017. Foto: Tercero Díaz, Cuartoscuro

“Como ha dicho el Presidente, se le informó, y él decidió que presentáramos la información a la Fiscalía General de la República y esa transferencia es lo que ampara el bloqueo de cuentas que tenemos”, sostuvo en entrevista.

Antes de ingresar a la reunión del Gabinete de Seguridad, agregó que “hay una triangulación entre recursos de Gobernación, una empresa, y de ahí a una empresa donde García Luna es accionista. Las transferencias a la empresa son 2 mil millones”.

Apenas el pasado 13 de diciembre, el Nieto Castillo dio a conocer que fueron congeladas al menos 11 cuentas bancarias vinculadas con el ex colaborador de Felipe Calderón.

En entrevista con la periodista Carmen Aristegui, detalló que la detención y el bloqueo de las cuentas de García Luna ocurrió gracias al trabajo coordinado e intercambio de información entre agencias de seguridad mexicanas y estadounidenses.

“Sí fue esta misma semana (el bloqueo de cuentas), ya era un tema que ya veníamos trabajando con algunas agencias norteamericanas en cuanto al intercambio de información”, apuntó en ese momento.

Por otra parte, López Obrador reiteró hoy que no se abrirá una investigación en contra de los funcionarios involucrados con Genaro García Luna, entre los que se encuentra Felipe Calderón Hinojosa, “porque se pensaría que lo hacemos con propósitos políticos”.

Felipe Calderón y Genaro García Luna durante la firma del Decreto que expide la Ley General para prevenir, sancionar y erradicar los delitos en materia de trata de personas y para la protección y asistencia de las víctimas de delitos. Foto: Ivan Stephens, Cuartoscuro

“Nosotros queremos que haya legalidad y vamos a estar pendientes del proceso en lo que corresponda a México. La Fiscalía va a ayudar, va a cooperar y si ellos deciden abrir un proceso, es decisión de esta instancia autónoma. No queremos que se vea como persecución desde el Ejecutivo, las cosas terminan sabiéndose cuando no hay impunidad”, dijo.

También reconoció que se puede criticar que no se emprenda en México una indagatoria en contra de García Luna o de Calderón Hinojosa, sin embargo, subrayó que su Gobierno colaborará con las autoridades estadounidenses.

“Nosotros cooperamos, pero lo que no vamos a hacer y es una garantía importante, no vamos a proteger a nadie, no vamos a ser tapadera de nadie, y decir las cosas como son”, precisó desde el Salón Tesorería de Palacio Nacional.

Durante su tradicional encuentro matutino con los medios de comunicación, López Obrador pidió que a o largo de la investigación también se revise la actuación de las agencias de Estados Unidos en México y lo gobiernos extranjeros “porque lo de ‘rápido y furioso’ ¿no fue convenido?, ¿no fue un acuerdo?”.

“Estuvo muy mal que lo permitiera el Gobierno mexicano, pero fue un acuerdo con una agencia extranjera. Entonces los crímenes que se cometieron por ese operativo fallido son responsabilidad de los dos gobiernos”, consideró.

Genaro Garcia Luna, ex Secretario de Seguridad Publica; y Felipe Calderon Hinojosa, ex Presidente de Mexico, durante el mensaje sobre la publicación de la ley general para prevenir y sancionar los delitos en materia de secuestro Foto: Ivan Stephens, Cuartoscuro

Asimismo, el Jefe del Ejecutivo federal cuestionó que ahora García Luna esté acusado de dar protección a una organización criminal si cuando “terminó su mandato se fue a vivir a Estados Unidos y a comparar allá propiedades como presuntamente se está dando a conocer o como se sabe. ¿Qué cosa fue lo que falló ahí?”.

Cuando una reportera le preguntó si cree que Calderón debe rendir cuentas por este caso, recordó que su “postura desde el principio es que si los ciudadanos solicitan que se lleve a cabo una consulta para investigar a los ex presidentes, que nosotros actuemos a partir de esa consulta. Esa fue mi postura desde que tomé posesión”.

“Yo incluso dije que votaría, pero nada más es un voto, porque no nos metamos a enjuiciar a ex presidentes. Lo que tenemos que hacer es ver hacia adelante. Hablé de punto final porque lo más importante es sacar adelante a México y lo estamos logrando. Y meternos a asuntos de ese tipo, persecución a ex presidentes, pues sí puede que nos dé popularidad y que la gente lo aplauda, pero al mismo tiempo nos va a entretener mucho, va a generar discordia, confrontación”, subrayó el tabasqueño.

Ante dicha situación, aseveró que para él, la justicia es castigar responsables, pero también prevenir delitos. “A mí me importa más la condena pública al modelo que se sustenta en la corrupción, que se pueda estigmatizar la corrupción, me interesa más que otras cosas que no volvamos a padecer esto”.