Mediante este convenio, la Unesco dará acompañamiento al proyecto integral de desarrollo del Tren Maya, que conectará las principales ciudades y centros turísticos del sureste de México y que busca mejorar la economía de la región.

México, 18 de diciembre (EFE).- México suscribió este miércoles un convenio marco de colaboración con la Unesco para acompañar el proyecto integral del Tren Maya que se construirá en el sureste del país y que involucra seis sitios declarados Patrimonio Mundial y 35 más considerados con valor universal.

El Director del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Rogelio Jiménez Pons, y el representante de la Oficina en México de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), Frédéric Vacheron, firmaron el acuerdo en la capital mexicana, informaron las autoridades.

Mediante este convenio, la Unesco dará acompañamiento al proyecto integral de desarrollo del Tren Maya, que conectará las principales ciudades y centros turísticos del sureste de México y que busca mejorar la economía de la región.

La cooperación con la Unesco comprometerá a México a alinear todos sus programas de trabajo, incluido el Tren Maya, a las metas de la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible con el entorno y colocando a las personas en el centro, destacaron las autoridades.

El proyecto del Tren Maya compete a la Unesco al involucrar seis sitios Patrimonio Mundial: Palenque (Chiapas), la ciudad fortificada de Campeche, Chichen Itzá (Yucatán), Uxmal (Yucatán), la reserva de Sian Kaan (Quintana Roo) y los Bosques Tropicales y Antigua Ciudad Maya de Calakmul (Campeche), dijo Vacheron.

Además, explicó el funcionario de la ONU, el proyecto involucra a 35 sitios con valor universal excepcional que México preserva en beneficio de toda la humanidad y a cinco Reservas de la Biosfera de la Unesco.

La Unesco “impulsará la integración de las comunidades mayas dispersas en Tabasco, Chiapas, Campeche, Yucatán y Quintana Roo a través de proyectos y estrategias de educación, cultura y comunicación, apoyados en información científica y que se decidan con base en procesos participativos”, declaró.

Jiménez Pons destacó la importancia estratégica de la región por lo que consideró que el acompañamiento de la agencia de Naciones Unidas es fundamental para el proyecto del Tren Maya.

“No se trata solo de buscar el prestigio las Agencias internacionales, la importancia de la región lo demanda, tanto en lo social como en lo ambiental y en lo cultural”, explicó Jiménez Pons.

Con una inversión total de unos 120 mil millones de pesos (unos 6 mil 329 millones de dólares), el Tren Maya entrará en operación en 2024 y recorrerá mil 460 kilómetros en los cinco estados del sureste de México, región con 12 millones de habitantes y 17 millones de turistas al año.