México mantiene tipificado como delito penal transportar, poseer y comercializar cualquier tipo de tortuga o huevos, esto desde hace 30 años, además se encuentra suscrito a la Convención Interamericana para la Conservación y Protección de las Tortugas Marinas.  Ante los peligros que viven las tortugas el uso de la tecnología juega un papel importante por lo que los ingenieros de la FinTech Cuenca trabajaron para crear “Del Open Source al mar abierto”, un software de libre licencia que permita detectar el rastro de los huevos de tortuga para ser reubicados en zonas protegidas.

Ciudad de México, 19 de enero (SinEmbargo).- El cambio climático, la basura y la inconsciencia ha puesto en riesgo a muchas especies de animales, algunas incluso ya se han declarado extintas. México es un país con una gran biodiversidad, de acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), en nuestras playas anidan seis de las siete especies de tortugas marinas: laud, verde o blanca, caguama, lora, golfina y de carey; un dato impresionante es que sólo una de cada mil llega a la edad adulta.

México mantiene tipificado como delito penal transportar, poseer y comercializar cualquier tipo de tortuga o huevos, esto desde hace 30 años, además se encuentra suscrito a la Convención Interamericana para la Conservación y Protección de las Tortugas Marinas. En el país existen Centros de Protección y Conservación de las Tortugas Marinas a los que se suman los operativos de las autoridades en Guerrero, Michoacán y Oaxaca para evitar el saqueo de nidos.

TECNOLOGÍA AL CUIDADO DE LAS TORTUGAS MEXICANAS

Ante los peligros que viven las tortugas el uso de la tecnología juega un papel importante por lo que los ingenieros de la FinTech Cuenca trabajaron para crear “Del Open Source al mar abierto”, un software de libre licencia que permita detectar el rastro de los huevos de tortuga para ser reubicados en zonas protegidas.

“Como tesis de mi maestría en Ciencias de la Computación, en la Universidad de Nottingham, decidí iniciar este proyecto y crear un software de libre licencia (open source) que permite detectar el rastro de las tortugas en la arena para ubicar sus huevos y rescatarlos. Creía mucho en el proyecto, pero no pude implementarlo por falta de recursos. Cuando llegué a Cuenca les platiqué mi idea, les encantó y decidieron financiarla porque va acorde a su cultura de sumar esfuerzos en beneficio de la comunidad”, contó Ricardo Sánchez, Líder de Ingenieros en Cuenca.

Ricardo Sánchez es el líder de los Ingenieros en Cuenca que crearon el software para proteger los huevos de las tortugas. Foto: Cortesía

Ricardo vivió una temporada en Cancún lo que lo llevó a conocer el entorno natural de las playas y las especies que llegan habitarlas, en especial a las tortugas de las que tomó conciencia de la situación de riesgo a la que se enfrentan, aspectos que lo inspiraron en su proyecto de tesis.

“Cuenca es una empresa mexicana de servicios financieros digitales que nace como una opción a los servicios financieros tradicionales en México, donde sólo 5 por ciento de la población está sobrebancarizada, 60 por ciento de la población no está bancarizada y un 95 por ciento de los usuarios financieros se ha mostrado insatisfechos con las alternativas financieras tradicionales” dijo Bibiana Monterde, Directora Creativa en Cuenca, a Magazine.

De acuerdo con Bibiana, parte de la filosofía de Cuenca es contribuir a la comunidad, además creen que la tecnología no tiene que ser fría y que se puede aportar conocimiento en distintas áreas, un ejemplo es justo este proyecto. “El mismo ingeniero que está pensando cómo mejorar tu experiencia en servicios financieros digitales, está ideando formas de usar ese mismo conocimiento para ayudar a las tortugas a llegar a su destino”.

En este proyecto los ingenieros trabajaron de cerca con biólogos del Campamento Tortuguero Palmarito, uno de los más de 32 campamentos tortugueros que realizan acciones de protección de los huevos de tortuga.

“Conociendo el proyecto de Ricardo nos acercamos al Campamento Tortuguero Palmarito, pues compartimos un objetivo común y vimos que podíamos ayudar a hacer más eficiente el proceso de monitoreo de la población de tortugas”, explicó Bibiana Monterde.

¿CÓMO FUNCIONA EL SOFTWARE?

“Se necesita un dron para captar imágenes de la playa que son enviadas a una central en donde el software analiza una por una buscando los rastros de las tortugas, una vez que los encuentra hace un seguimiento del rastro a lo largo del video. El software analiza las imágenes y clasifica cada rastro, así, los colaboradores del campamento Palmarito pueden saber en dónde se encuentran los nidos, reubicarlos en un nido de incubación y protegerlos de los depredadores humanos y animales”, explicó Ricardo Sánchez.

El software se alimenta con imágenes de cada rastro de los cuatro tipos de tortugas que anidan en esas playas para conocer cuántas tortugas de cada tipo llegan a anidar a la playa.

“Con este software se espera economizar dos horas menos de trabajo del Campamento Tortuguero Palmarito por día, que se puede invertir en otras actividades, se ahorrará ⅓ de tanque de gasolina y mantenimiento de las motos. Además de que el software dará un registro completo durante todo el año, por lo que monitoreará los nidos en temporadas, como las de lluvia, en donde resulta imposible hacer recorridos ya que la laguna se une con el mar y es imposible pasar”, dijo Sánchez.

LIBRE DE LICENCIA

Bibiana Monterde explicó que en Cuenca ei tiene la visión de sumar esfuerzos en beneficio de la comunidad, y el open source los lleva a creer que “cualquier ingeniero puede modificar y realizar mejoras al software”. Destacó que incluso parte del software que desarrollan en la empresa también está abierto para recibir algún aporte o que algún otro miembro pueda usarlo.

De acuerdo con la SEMARNAT, en nuestras playas anidan seis de las siete especies de tortugas marinas. (Imagen ilustrativa) Foto: Kai Fosterling, EFE

“Hay un valor importante en que sea Open Source, este software es complejo y necesita un mejoramiento constante, por ello en una segunda fase de este proyecto convocaremos a comunidades estudiantiles -ingenieros, principalmente- para colaborar”, señaló Ricardo.

Al final el objetivo de este programa es “generar una comunidad comprometida con el medio ambiente, tanto ingenieros que desarrollen software con valor social, como el equipo del Campamento Tortuguero Palmarito, y todos los que, de una u otra forma, somos parte de Cuenca”, aseguró Monterde.

“Implementar estas tecnologías nos da la oportunidad de mejorar al medio ambiente, por lo que buscamos robustecer las metodologías para tratar los problemas de las tortugas marinas en nuestro país. Además, algo súper interesante del Open Source es que todo aquel que quiere aportar es bienvenido, mientras más haya comunidad, podremos ir implementando este proyecto en más playas y campamentos que puedan modificar, agregar características y utilizar el software para apoyar en sus labores de preservación”, agregó el ingeniero Sánchez.