Acción Nacional señaló que el T-MEC dará certidumbre a inversiones nacionales extranjeras. No obstante, piden que para que México sea competitivo con sus socios, es necesario que el Gobierno baje el precio de las gasolinas.

Marko Cortés expresó que el T-MEC será insuficiente sin una nueva estrategia de seguridad y certidumbre jurídica.

Ciudad de México, 19 de enero (SinEmbargo).- El Partido Acción Nacional (PAN) señaló que con la ratificación del Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) por parte del Senado norteamericano, es una oportunidad que debe de aprovecharse para traer inversión y retomar la ruta del crecimiento.

En un comunicado difundido por el partido político, su presidente, Marko Cortés, pide al actual Gobierno que en la aplicación del tratado deben proteger la generación de empleos y al sector productivo.

En tanto, Cortés advirtió que en la instrumentación del tratado comercial, el Gobierno federal deberá ajustar a la baja el costo de gasolinas con el fin de reducir las desigualdades competitivos con los socios comerciales.

Ejemplificando lo anterior, Cortés señaló que en Estados Unidos el litro de gasolina cuesta un promedio de 14 pesos, mientras que en el país se vende por arriba de los 20 pesos.

El actual presidente de Acción Nacional, precisó que esta sola disparidad de precios generan inequidad y hará difícil que México sea competitivo en el T-MEC.

Actualmente, México ocupa el lugar 84 en el ranking del costo global de la gasolina, en tanto que Estados Unidos se sitúa en la posición 32, de acuerdo con las referencias internacionales.

En tanto, Marko Cortés insistió que con este tipo de contrastes, aunados a la improvisación del “lopezobradorismo”, se abre una brecha de crecimiento económico.

En 2019, Estados Unidos creció económicamente en un 2.1 por ciento; en tanto, en México el crecimiento fue nulo.

“Los mexicanos esperan que el Gobierno haya aprendido y corrija, para que esta situación no vuelva a ocurrir en 2020”, puede leerse en el documento emitido por el ente político.

“Por eso la ratificación del T-MEC es una oportunidad que no se debe desaprovechar para que el país vuelva a crecer. Es un factor que dará certeza a las inversiones, pero para que México sea competitivo es necesario bajar el precio de las gasolinas. Debe haber una adecuada aplicación del tratado en la que se cuide la generación de empleos y a los sectores productivos mexicanos”, afirmó.

Finalmente, el presidente de Acción Nacional enfatizó en que el Gobierno federal deberá poner en marcha este año una nueva estrategia que de seguridad y certidumbre jurídica, que contribuya al éxito del T-MEC, pues el acuerdo por sí solo no será suficiente “mientras exista la política de improvisación ideológica del Gobierno y no se controlen los crecientes niveles de violencia e inseguridad.

“La ratificación del T-MEC es un paso importante, pero será insuficiente para dar certeza a los inversionistas nacionales y extranjeros, por lo que es necesario que el Gobierno deje de decidir por caprichos ideológicos e implemente una correcta estrategia de seguridad. En Acción Nacional reiteramos nuestro compromiso de apoyar las iniciativas y reformas que contribuyan a fortalecer la economía, para que se generen más empleos y se mejoren las condiciones de vida de los mexicanos”, concluyó.