Un helicóptero de la Sedena se desplomó en la pista de aterrizaje “El Zorrillo” en el estado de Chihuahua, no hay reportes de personas fallecidas.

Ciudad de México, 19 enero (Sinembargo).- Un helicóptero  perteneciente a la Fuerza Aérea Mexicana se desplomó durante su aterrizaje en una pista de la Sierra de Chihuahua, cuatro personas resultaron heridas.

El aeronave que se encontraba en apoyo a las operaciones de erradicación de enervantes, sufrió el percance en un vuelo de traslado del municipio de Badiraguato, Sinaloa hacia la pista conocida como “El Zorrillo” en el municipio de Guadalupe y Calvo.

Los cuatro elementos de la Fuerza Aérea que tripulaban el helicóptero, sufrieron lesiones, razón por la cual tuvieron que ser trasladados al Hospital Militar Regional de Mazatlán, Sinaloa vía aérea.

Aún se desconocen las causas que originaron el accidente, sin embargo la Comisión Investigadora y Dictaminadora de Accidente Aéreos y la Contraloría General del Ejército y Fuerza Aérea, ya se encuentran realizando los peritajes correspondientes.

ACCIDENTE SEDENA

La Sedena y la Guardia Nacional rectificaron que los hechos ocurridos el pasado martes en Reynosa, Tamaulipas, en los que cuatro elementos de ambas corporaciones perdieron la vida, no fueron a consecuencia de un ataque armado. Por el contrario, un arma recién decomisada se accionó, provocando la volcadura de la unidad en la que se transportaban en el canal de riego.

El pasado 14 de enero, a través de su cuenta de Twitter, la Guardia Nacional lamentó el fallecimiento de varios de los elementos de seguridad en un accidente automovilístico, el cual, de acuerdo con el obituario, se produjo “después repeler una agresión armada”.

Sin embargo, a través de un comunicado, ambas dependencias detallaron este viernes que el accidente sucedió cuando los uniformados transitaban por el lugar con tres armas largas localizadas, las cuales serían puestas a disposición de las autoridades correspondientes.

El escrito indicó que “uno de los tripulantes reacomodó las armas aseguradas en la parte trasera del vehículo, accionándose una de ellas de manera accidental”, lo que ocasionó que el conductor recibiera el impacto de un proyectil, por lo que perdió el control del vehículo y este cayó al canal.

Como consecuencia de este suceso, un Cabo de Caballería del 8/o. Regimiento de Caballería Motorizado, quien se encontraba brindado apoyo a la Guardia Nacional, así como tres elementos de esta, fallecieron.