La campaña “Devuelve tu tanque. Por amor a la vida” llama a la población a devolver los tanques de oxígeno que se rentaron cuando ya no se utilicen y así ayudar a más gente, porque “muchas personas están conservando los tanques aunque ya no los necesiten”, como previsión en caso de que se requiera.

Profeco y Cofepris también llamaron a establecimientos que posean tanques de uso industrial a que estos se reconviertan para el uso medicinal.

Ciudad de México, 19 de enero (SinEmbargo).- La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) de la Secretaría de Salud se aliaron con las empresas productoras y distribuidoras de oxígeno medicinal Grupo Infra y Medigas para invitar a devolver tanques que no se usen.

Con la campaña “Devuelve tu tanque. Por amor a la vida” se invitó la población del país a que rentó tanques de oxígeno para atender a pacientes enfermos de la COVID-19, o con otras afecciones que se tratan en casa, a regresarlos cuando no se requiera para que otras personas puedan beneficiarse de estos.

“Esta iniciativa surge por la necesidad de contar con mayor número de tanques disponibles en el mercado para las personas que están requiriendo suministro de oxígeno en casa“, detallaron las dependencias en un comunicado.

oxigeno-medicinal-profeco

La pandemia de la COVID-19 ha provocado que la demanda por tanques de oxígeno aumentara, pero también se detectó desde el gobierno que “muchas personas están conservando los tanques aunque ya no los necesiten”, como previsión en caso de que se requiera.  Esta práctica, detallaron las instituciones, “está privando a otros pacientes que lo requieren en el momento y no pueden acceder a uno”.

Profeco y Cofepris también llamaron a establecimientos que posean tanques de uso industrial a que estos se reconviertan para el uso medicinal empleando empresas en las que operen soldadores, mecánicos, mineras, acereras, autopartes, entre otros sectores.

“Quienes decidan regresar un tanque deben ponerse en contacto con el proveedor que se lo rentó”, explicaron las dependencias, para lo que pusieron a disposición de los usuarios los teléfonos de las compañías Medigas (800 500 22 22) y Grupo Infra (55 5329 3068).

“Atender este llamado con solidaridad puede ayudar a salvar una vida”, finalizó el documento.

oxigeno-medicinal-profeco

El 5 de enero la Profeco informó que en el país no existe desabasto de oxígeno medicinal y, por el contrario, hay producción suficiente. “No hay desabasto de oxígeno, ni puede haberlo. Hay competencia y producción abundante”, afirmó el Procurador Ricardo Sheffield Padilla.

Sin embargo, para proveerse de oxígeno hay largas filas, sobre todo en la capital del país, donde no solo se ha vuelto escaso sino que también ha elevado sus precios debido a la demanda.

“Ha costado un poco más de trabajo y han subido los precios”, dijo a Efe Elsa Imelda Venegas Peñaloza quien tiene a un paciente en casa en recuperación de la COVID-19. Elsa es una de las personas que han tenido que acudir a la Alcaldía de Iztapalapa, en el oriente de la capital mexicana, para obtener el llenado gratuito de su tanque de oxígeno, pues los costos han aumentado.

Algunos residentes de la capital de México pasaron la víspera de Año Nuevo en filas que serpenteaban por una calle y doblaban una esquina, esperando llenar tanques de oxígeno para familiares enfermos de COVID-19.

La ciudad de nueve millones de personas ha experimentado un aumento en las infecciones por coronavirus y los hospitales de la ciudad están ocupados en más del 80 por ciento, lo que agota el suministro de oxígeno. Eso ha dado lugar a largas filas y aumentos de precios que hacen que sea difícil o imposible para algunos rellenar tanques que, en algunos casos, duran solo unas pocas horas.

-Con información de AP y EFE