La asociación del entretenimiento nocturno llamó a un mitin el 28 de enero en la Ciudad de México para demandar al gobierno local atención a la situación de la que dependen 600 mil empleos directos.

“No hemos recibido ningún tipo de premisa ni consideración para poder abrir en ningún momento con nuestro giro y actividades específicas, aun cuando las condiciones estuvieron más favorables y se aperturaron actividades como los arques de diversiones, los cines y los gimnasios, por mencionar algunos, siendo que se presentaron protocolos que podrían permitirnos la operación”, denunciaron.

Ciudad de México, 19 de enero (SinEmbargo).- La Asociación Mexicana de Bares Discotecas y Centros de Nocturnos A.C (Ambadic) denunció que, a 10 meses del cierre de estos espacios de recreación, por los contagios de la COVID-19, no han recibido ningún apoyo del gobierno y “ni siquiera nos dan mesa de diálogo“. “No somos antros”, aclaró el grupo y pidió ser incluido en los proyectos de ayudas económicas gubernamentales, así como su posible reapertura en la medida en que mejore la situación de la pandemia.

“Comprendemos y nos solidarizamos con México, sin embargo, necesitamos que el Gobierno nos escuche”, se pronunció la organización en su cuenta de Facebook oficial y detalló que la industria tiene más de 560 mil empleados directos y que dejan una derrama económica por encima del 5 por ciento del PIB, con base en datos del Inegi de 2019.

“Estamos apunto de desaparecer“, aseguró el gremio afiliado a la Ambadic. El consejo directivo expuso en un comunicado que la actividad del entretenimiento nocturno lleva paralizada desde el inicio de la contingencia sanitaria, declarada el 30 de marzo de 2020. “Nos dirigimos a ustedes respetuosamente en un llamado desesperado y urgente de rescate de esta industria y de todo lo que gira en torno a ella”, detallaron.

“Hemos sido una de las industrias más afectadas ya que no hemos recibido ningún tipo de premisa ni consideración para poder abrir en ningún momento con nuestro giro y actividades específicas, aun cuando las condiciones estuvieron más favorables y se aperturaron actividades como los arques de diversiones, los cines y los gimnasios, por mencionar algunos, siendo que se presentaron protocolos que podrían permitirnos la operación con todas las medidas de prevención y sanitarias muy por encima de las básicas”, aseguró la asociación.

La denuncia agregó el planteamiento que ni sus empresas o trabajadores han recibido apoyos económicos porque todo ha estado enfocado al gremio restaurantero “dejándonos en el total abandono y a nuestra suerte”.

Ambadic detalló que la industria de la vida nocturna genera casi 600 mil empleos directos, 250 mil indirectos, de los que 120 mil y 50 mil se localizan en la Ciudad de México.

El grupo aclaró que no tiene filiación política o partidista, sino sólo la defensa de su patrimonio y empleados. “Ya no hay mecanismos ni formas que nos permita salvaguardar las estructuras mínimas y suficientes necesarias para poder subsistir ya que incluso nuestros recursos económicos están totalmente agotados”, aseguraron “ninguna actividad, en ninguna parte del mundo puede aguantar tanto y sobrevivir sin general y sin apoyos”, puntualizaron.

Solicitaron una mesa de trabajo en la que se puedan encontrar alternativas para la industria en la medida en que mejoren las condiciones de la pandemia. También piden que se les incluya en el gremio de los apoyos y beneficios para empresarios y empleados.

La Ambadic se comprometió a no realizar movilizaciones para no exponer a nadie a contagios, sin embargo sí buscan generar acuerdos a través de un activismo en redes sociales con la campaña “Vasos vacíos”.

El comunicado se entregó al gobierno de la Ciudad de México para que fuera turnado a la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum. En el mismo se llama a un mitin el 28 de enero a las 16:00 horas en el Monumento a la Revolución en donde se hará una “muestra de unión, para ser escuchados por el Gobierno de la Ciudad de México” y aclararon que no son antros, ni unos pocos.