Las dos víctimas habrían sufrido abuso sexual cuando eran niños por parte del religioso Manuel Antonio La Rosa López. Ahora piden 20 millones de dólares.

Por Belisa Morillo y Damià Bonmatí

Estados Unidos, 19 de febrero (Telemundo).- Dos ciudadanos estadounidenses están demandando al Vaticano porque aseguran que fueron abusados cuando eran niños en el área de Galveston, Texas, en la década de los años 1990 y 2000. Los demandantes dicen ser víctimas del pastor hispano Manuel Antonio La Rosa López.

El pastor está siendo investigado por las autoridades desde 2018, pero esta demanda da un paso más. Busca culpables del caso de abusos sexuales en el más alto escalón de poder de la iglesia católica, el Vaticano.

Los dos afectados, que se mantienen anónimos en la demanda, son una mujer que sigue viviendo en Texas y un hombre latino residente ahora en el estado de Washington. Ella acusa al pastor de abuso y explotación sexual; él de haberlo abusado también. Cuando los hechos supuestamente ocurrieron, ambos eran niños en el área de Galveston, según la demanda a la que tuvo acceso Noticias Telemundo.

La demanda acusa a la iglesia de haber estado de brazos cruzados: desoía quejas de los feligreses mientras ascendía a La Rosa López a cargos de mayor responsabilidad. La demanda va en contra del Vaticano, la Arquidiócesis y el cardenal Daniel Di Nardo, y les pide la suma de 20 millones de dólares por supuestamente haber encubierto a los autores de abusos sexuales.

“Con esta demanda civil tratamos realmente de responsabilizar a la Arquidiócesis y al Vaticano por su conducta de permitir que este abuso a niños continuara por parte del mismo sacerdote por décadas”, dijo a Noticias Telemundo la abogada Tahira Khan Merritt, quien representa a las dos víctimas.

Merritt dijo que conoce al menos cinco víctimas de abuso por parte del sacerdote La Rosa, y de ellos cuatro son latinos.

“VAYAN A LA POLICÍA”

En 2018, salieron a la luz centenares de denuncias de abusos sexuales encubiertos por parte de la iglesia católica en Estados Unidos y, también concretamente, en el área de Houston-Galveston.

Fue entonces cuando estas dos personas, quienes ahora demandan al Vaticano, denunciaron en Texas al religioso Manuel La Rosa López por presuntos abusos sexuales.

El sacerdote se entregó en ese momento a la policía, pero luego fue liberado con cargos después de pagar una fianza de 375 mil dólares.

El caso, investigado por la Fiscalía, salpica a la Arquidiócesis de Galveston-Houston, que representa a unos 1.7 millones de latinos en el sur de Texas.

Al frente de la diócesis estaba el cardenal Daniel Di Nardo, y fue él quien nombró a La Rosa López vicario episcolpal para la comunidad hispana en 2010. Di Nardo también fue presidente de la conferencia de arzobispos de EU.

La abogada Merritt dijo que el sacerdote supo cultivar la confianza en la comunidad latina gracias a su poder como autoridad de fe.

La licenciada hace hincapié en que las víctimas y sus familias deben desconfiar de la jerarquía católica cuando quieren reportar el abuso: “No vayan a la iglesia. No vayan a la arquidiócesis. Vayan a la policía”, dijo.

Según la cadena afiliada Telemundo Houston, la Arquidiócesis se limitó a decir que las acusaciones de este tipo son tomadas con mucha seriedad y que siguen orando por las víctimas de abuso sexual.

¿Conoce usted a alguna víctima de este sacerdote o de un caso similar? Puede contactarnos confidencialmente por email a [email protected] y/o [email protected]

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE TELEMUNDO. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.