Lozoya fue arrestado el pasado 12 de febrero en Málaga por una Orden Internacional de Detención emitida por las autoridades mexicanas, que le buscaban por “un delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita”, equivalente a blanqueo de capitales en España y que comprende una pena máxima prevista de 15 años de prisión.

Málaga, España, 19 de febrero (Europa Press).- El abogado de Emilio Lozoya, el ex director general de la petrolera mexicana Pemex, lo ha visitado este miércoles en la prisión malagueña de Alhaurín de la Torre, donde se encuentra desde la pasada semana tras ser detenido.

El letrado Javier Coello ha acudido a la prisión malagueña para ver y hablar con su cliente, al que ha encontrado bien, ha señalado en declaraciones a Europa Press, rehusando dar información sobre la estrategia a seguir, ya que aún se tiene que contar con un abogado en España.

Lozoya fue arrestado el pasado 12 de febrero en Málaga por una Orden Internacional de Detención emitida por las autoridades mexicanas, que le buscaban por “un delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita”, equivalente a blanqueo de capitales en España y que comprende una pena máxima prevista de 15 años de prisión.

El ex directivo de Pemex fue detenido en España por cargos de corrupción. Foto: Jacques Brinon, Archivo, AP.

El Juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno decretó el ingreso en prisión provisional incondicional y comunicada para el ex director general de la petrolera mexicana por entender que existe riesgo de fuga.

Lozoya declaró desde Málaga por videoconferencia y, según las fuentes consultadas, se encuentra ingresado en un módulo de Alhaurín de la Torre en el que están los internos preventivos primarios, es decir, aquellos que ingresan por primera vez en la cárcel.

No se ha visto necesario aplicar en este caso ningún protocolo de seguridad complementario, por lo que Lozoya, que se encuentra solo en una celda en la que dispone de aseo, hace vida normal como el resto de presos.

Según ha podido saber Europa Press de otras fuentes, la celda es la misma para todos los presos de Alhaurín de la Torre. Tiene capacidad para dos internos y es de unos nueve metros cuadrados, con mobiliario de hormigón, excepto las dos camas en literas, que están ancladas al suelo. Tiene un mueble y una mesita, ambos de obra, además de un lavabo y un inodoro.

Instituciones Penitenciarias está estudiando que sea trasladado a una cárcel de Madrid por cuestiones administrativas, fundamentalmente por cercanía a la Audiencia Nacional, órgano judicial competente para decidir sobre la orden de extradición emitida por las autoridades mexicanas.