“Si el señor Peña Nieto finalmente es procesado, sería la primera vez que un Presidente mexicano moderno enfrenta cargos de corrupción en los tribunales. En cualquier caso, los cargos no son probables en el corto plazo, ya que la extradición de Lozoya por sí sola podría llevar varios meses”, publica The Wall Street Journal.

–El texto original del Wall Street Journal, firmado por  Juan Montes y José de Cordoba, puede ser consultado aquí. 

Ciudad de México, 19 de febrero (SinEmbargo).– Autoridades mexicanas investigan a Enrique Peña Nieto, ex Presidente de México, por sobornos ligados a Emilio Lozoya Austin, ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), informó un alto funcionario al Wall Street Journal.

Investigadores del Gobierno mexicano señalan que Odebrecht pagó 9 millones de dólares a Lozoya Austin para asegurar los contratos de Petróleos Mexicanos (Pemex), al tiempo que era un alto funcionario de la campaña presidencial de Peña Nieto en 2012, y después de que fue nombrado jefe de Pemex, señala el periódico. Añade que Altos Hornos le pagó a Lozoya 3.5 millones de dólares para garantizar la venta de una decrépita planta de fertilizantes, Agronitrogenados, a Pemex por un precio muy inflado.

Peña Nieto y Lozoya. Foto: Cuartoscuro.

“La oficina del fiscal general tiene evidencia de que la corrupción de Lozoya en Agronitrogenados y Odebrecht llega al más alto nivel”, dijo el alto funcionario, refiriéndose a Peña Nieto. “La extradición y [cualquier posible] confesión de Lozoya son elementos que, junto con las investigaciones en curso, decidirán si el ex presidente será acusado en el futuro”, agregó.

Lozoya fue arrestado en Málaga, España, la semana pasada y está en espera de una audiencia sobre la solicitud de México para su extradición. Los fiscales mexicanos lo acusaron de recibir millones de dólares en sobornos de la constructora brasileña Odebrecht y la siderúrgica Altos Hornos de México.

De acuerdo con el texto firmado por los periodistas Juan Montes y José de Cordoba, la investigación de México sobre las acusaciones de Odebrecht se abrió a principios de 2017, pero no llevó a ningún cargo hasta después de que expiró el mandato de Peña Nieto, a fines de 2018.

“Si el señor Peña Nieto finalmente es procesado, sería la primera vez que un Presidente mexicano moderno enfrenta cargos de corrupción en los tribunales. En cualquier caso, los cargos no son probables en el corto plazo, ya que la extradición de Lozoya por sí sola podría llevar varios meses, dicen expertos legales”, publica el WSJ.

Peña Nieto, dice el diario neoyorquino, no pudo ser contactado de inmediato para hacer comentarios sobre esta publicación. En el pasado, agrega, ha negado haber actuado mal, al igual que la empresa Altos Hornos. El presidente de esa compañía, Alonso Ancira, quien fue arrestado en España en mayo de 2019, también niega los cargos relacionados en su contra y actualmente lucha contra la extradición a México en los tribunales españoles.

EPN: SEXENIO DE ESCÁNDALOS Y CORRUPCIÓN

Antes de convertirse en fugitivo, en mayo pasado, Emilio Lozoya dijo que era inocente. Después de su arresto en España, su abogado con sede en México, Javier Coello Trejo, habló en una estación de televisión mexicana y dijo que su cliente “no actuó por su cuenta”, lo que implica que estaba siguiendo las órdenes de sus superiores.

Como jefe de Pemex, el Lozoya le reportaba directamente a Peña Nieto, destaca el texto del WSJ.

Coello Trejo, añade, dijo que no sabía si Lozoya lucharía contra la extradición a México.

Además recuerda que Odebrecht admitió haber sobornado a gobiernos de América Latina y otros lugares a cambio de contratos, como parte de un acuerdo con las autoridades estadounidenses en 2016. El escándalo ya ha llevado a la cárcel a muchos ex altos funcionarios de toda América Latina, incluidos los ex presidentes de Perú, Panamá y Brasil.

Lozoya da la mano a Peña Nieto. Foto: Cuartoscuro.

El mandato de Peña Nieto –entre 2012 y 2018– “estuvo marcado por escándalos de corrupción generalizados y ayudó a allanar el camino para la victoria aplastante del Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien hizo campaña con la promesa de poner fin a la corrupción gubernamental”, expone el diario de NY.

Antes se reveló que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) ha congelado las cuentas de 14 personas físicas y morales que estarían vinculadas a Emilio Lozoya Austin, ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex).

“Hemos congelado, en el caso del señor Lozoya, a 14 personas físicas y morales relacionadas con él por las transferencias ilícitas que recibió por Odebrecht y por el caso de Altos Hornos de México”, dijo Santiago Nieto Castillo, titular de la unidad de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).