La Organización Mundial de la Salud ha catalogado a los vaporizadores como un riesgo para las personas, ya que las soluciones y mezclas utilizadas suelen estar disueltas en propilenglicol o glicerina, elementos dañinos para el corazón y los pulmones.

Ciudad de México, 19 de febrero (SinEmbargo).- El Gobierno federal prohibió la importación de cigarros electrónicos, o vaporizadores, como parte de sus acciones para proteger la salud de la población.

A través de un comunicado, la Secretaría de Salud informó que la medida fue publicada en el Diario Oficial de la Federación (DOF), mediante la figura del decreto presidencial.

Con esta disposición se busca “proteger la salud de los mexicanos, atendiendo a los compromisos internacionales y al derecho fundamental a la protección de la salud de toda persona, previsto en el artículo 4º constitucional y para evitar el daño en la población, particularmente en joven, sea irreversible”, detalló.

La prohibición de la venta de cigarros electrónicas entrará en vigor el jueves 20 de febrero.

La Secretaría de Salud alertó que el aerosol de los vaporizadores contiene más metales pesados que el humo del cigarro tradicional, por lo que podría derivar en afectaciones pulmonares.

La Secretaría de Salud alertó que el aerosol de los vaporizadores contiene más metales pesados que el humo del cigarro tradicional. Foto: Facebook, Vapeando ando.

En este sentido, recordó que la Organización Mundial de la Salud los haga catalogado como un riesgo para las personas, ya que las soluciones y mezclas utilizadas suelen estar disueltas en propilenglicol o glicerina, elementos dañinos para el corazón y los pulmones.

“El organismo internacional concluye que estos dispositivos electrónicos son indudablemente dañinos y representan una amenaza actual y real para la población en general”, puntualizó la dependencia de salud.

Cifras oficiales señalan que 938 mil adolescentes mexicanos alguna vez probaron un vaporizador; del total, 160 mil lo utilizan de manera habitual. El hecho levantó las alertas del Gobierno mexicano, ya que los dispositivos son considerados “la puerta de entrada a la adicción a la nicotina“.

La prohibición entrará en vigor el jueves 20 de febrero. Foto: Vapeando ando.

Por otro lado, la dependencia federal recordó que el comercio de cigarros electrónicos se encuentra prohibido en México, desde 2008. Sin embargo, se requeriría de una armonización en el marco normativo “a fin de evitar que se llevaran a cabo prácticas de comercio ilegales de dichos productos”.

Así, el decreto de prohibición faculta a las autoridades a homologar la Ley General de los Impuestos de Importación y de Exportación con la Ley General para el Control del Tabaco.

Ayer, organizaciones civiles denunciaron que la cadena Sanborns busca un amparo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para comercializar vaporizadores en sus tiendas.

Las organizaciones mostraron su temor de que la solicitud se convirtiera en el cuarto amparo otorgado a privados o particulares para comercializar estos dispositivos que han sido vetados o restringidos en una treintena de países por sus efectos nocivos a la salud.

“Quien lo presenta es Sanborns y saben a quién pertenece, a Carlos Slim. Él tiene una larga tradición con la industria tabacalera”, dijo Erick Antonio Ochoa, director de Salud Justa sobre el papel que ha jugado el magnate mexicano para sortear regulaciones contra el tabaco cuando estuvo en el consejo de administración de la tabacalera Philip Morris (PM).

¿QUÉ TAN MALO ES VAPEAR?

El doctor Juan Zinzer del Consejo Mexicano contra el Tabaquismo detalló que la nicotina en estos dispositivos puede ser mayor que la de un cigarro. Ya que estos sistemas llegan a contener hasta 5 por ciento de esta sustancia, en tanto que el cigarro convencional ronda en 2 por ciento.

“No es vapor, es aerosol y en algunos casos humo. El tabaco calentado también es fumar, y usar nicotina también es fumar”, dijo Zinzer.

En un 65 por ciento de los casos el sabor de la nicotina se torna imperceptible y se esconde detrás de saborizantes. Así pensar que es menos dañino es sólo una estrategia más de quienes venden estos productos, dijo Zinzer. Hasta ahora han muerto 2,758 personas en el mundo por lo que comúnmente se conoce como vapear, el 15 por ciento tenía menos de 18 años.

A finales de octubre se registró en México la primera muerte por vapeo, se trató de un joven de 18 años en San Luis Potosí.

-Con información de EconomíaHoy y EFE.