El nuevo etiquetado se utilizará como una medida para combatir los graves problemas de obesidad y sobrepeso que existen en México, pues de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud, en el 2016 más del 70 por ciento de la población padecía dichos problemas.

México, 19 de febrero (EFE).- La Federación Mundial de Obesidad envió una felicitación al Gobierno mexicano por el nuevo etiquetado frontal de advertencia en alimentos aprobado en octubre de 2019 y que entrará en vigor en los próximos meses y afirmó que este “es uno de los más sólidos de acuerdo con la advertencia científica”.

El organismo envió una carta dirigida al Presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, en la que expresó su felicitación y aplaudió la decisión de elegir el modelo del perfil de nutrientes de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) “por ser el más sólido basado en evidencia científica”.

Dijo que este perfil se utilizará para evaluar los alimentos y bebidas envasados que tendrán los sellos de advertencia.

La nueva medida será implementada para atacar los problemas de obesidad y sobrepeso. Foto: Isaac Esquivel, Cuartoscuro

En México el etiquetado se implementa como una medida para combatir los graves problemas de sobrepeso y obesidad que vive el país.

Según datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2016, el 72.5 por ciento de la población de 20 años y más padecía sobrepeso u obesidad.

Mientras que la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha dicho que alrededor del 40 por ciento de la ingesta de calorías de preescolares proviene de productos ultraprocesados, mientras que para adolescentes es 35 por ciento y para adultos 26 por ciento.

En México, entre el 58 por ciento y el 85 por ciento de los niños, niñas y adolescentes tienen un consumo excesivo de azúcares añadidos, y entre el 67 por ciento y el 92 por ciento lo tiene de grasas saturadas, de acuerdo con los parámetros de la OPS/OMS.

Frente al alto consumo de alimentos ultraprocesados en México, la Federación Mundial de Obesidad aseguró que el nuevo etiquetado de advertencia ayudará a los consumidores a tomar elecciones más saludables.

Esto debido a que será más fácil saber cuando un producto tiene exceso de azúcar, grasas, sodio y calorías, al tiempo que fomentan la reformulación de los productos.

Actualmente es muy difícil que los usuarios revisen los ingredientes que contienen los productos que compran. Foto: María José Martínez, Cuartoscuro

En la misiva el organismo también reconoció el proceso transparente y democrático que se realizó para modificar la ley de etiquetado en donde, dijo, se escucharon a todos los sectores y prevalecieron las pruebas científicas.

Del mismo modo se mostraron interesados en seguir el progreso de esta nueva política en acción y presenciar los beneficios positivos para la salud que traerá esta medida.

También instaron al gobierno a mantenerse firme en su decisión sobre esta política “y priorizar la salud y los derechos humanos de la población por encima de todo”.

El etiquetado de advertencia frontal fue aprobado en noviembre del año pasado por el Congreso mexicano y con esa reforma se convierte en el cuarto país de Latinoamérica en contar con este tipo de etiquetados, después de Chile, Uruguay y Perú.

De acuerdo con la nueva ley, los productos industrializados y bebidas azucaradas deberán rotularse con un etiquetado de advertencia o con las características nutricionales en las que el producto supera el valor establecido.

Estas deberán contener un símbolo octagonal de fondo negro y borde blanco que diga “Alto en”, seguido de la característica que se tenga que destacar ya sea grasas, saturadas, sodio, azúcares, entre otras.