Galileo

La vacuna de AstraZeneca es más eficiente si se retrasa 12 semanas la segunda dosis, dice The Lancet

19/02/2021 - 12:38 pm

Los hallazgos sugieren que el intervalo entre dosis puede extenderse con seguridad a tres meses por la protección que ofrece una sola dosis. El investigador jefe del equipo de vacunas de Oxford comentó que el suministro de vacunas “será, seguramente, limitado”, al menos a “corto plazo”, por lo que las autoridades tendrán que decidir el calendario de inmunización para lograr el beneficio máximo de la salud pública.

Dublín, 19 de febrero (EFE).- La vacuna contra la COVID-19 desarrollada por Oxford/AstraZeneca tiene una eficacia del 76 por ciento tras la primera inyección, mientras que esa cifra se eleva al 82 por ciento tras una segunda dosis inoculada tras un intervalo de “12 semanas“, según revela hoy un estudio publicado por The Lancet.

Por contra, los resultados preliminares de un ensayo efectuado por la Universidad de Oxford entre 17 mil 178 sujetos indicaron que la eficacia de este preparado de antígenos se sitúa en el 55 por ciento cuando el citado intervalo es de seis semanas.

“Esto sugiere que el intervalo entre dosis puede extenderse con seguridad a tres meses, dada la protección que ofrece una sola dosis, lo que permitiría a los países vacunar a una proporción mayor de población más rápidamente”, explican los autores en un comunicado.

Este trabajo también incluye estimaciones actualizadas respecto a la eficacia general de la vacuna contra la COVID-19 en pacientes asintomáticos, y concluye que ésta es efectiva tras la administración de las dos dosis.

El investigador jefe del equipo de vacunas de Oxford, Andrew Pollard, recordó que, dado que el suministro de vacunas “será, seguramente, limitado”, al menos a “corto plazo”, las autoridades deberán decidir qué calendario de inmunización seguirán para lograr “el máximo beneficio sobre la salud pública”.

“Cuando haya escasez de suministros, la decisión de vacunar primero a más gente con una sola dosis puede ofrecer inmediatamente más protección a la población, en vez de vacunar a la mitad de la gente con dos dosis”, señaló Pollard.

A largo plazo, agregó, la segunda dosis debería garantizar una “inmunidad duradera” y, por ello, han animado a todos los que han recibido la primera dosis para que “se aseguren de que reciben ambas dosis”.

El estudio subraya que otras vacunas desarrolladas para combatir el ébola, la malaria o la gripe, por ejemplo, también ofrecen más protección y refuerzan las respuestas inmunológicas cuando existen “largos intervalos” entre las dosis.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas