WWF urgió a que se trabaje en la conservación de los bosques que acogen a las mariposas monarcas cada invierno; en la protección de las 19 mil 150 especies endémicas mexicanas; en el cuidado de las playas que atraen a millones de turistas cada año; en la disponibilidad de agua para el ser humano y la naturaleza; en los santuarios balleneros mexicanos y en los corales que forman parte de la segunda barrera arrecifal más grande del mundo.

Ciudad de México, 19 de marzo (SinEmbargo).- El cambio climático es uno de los principales desafíos en la actualidad para el mundo entero y México no es la excepción, incluso, de acuerdo con el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés), en el país gobernado por Enrique Peña Nieto se “sufren” ya las consecuencias del fenómeno. Por ello, desde hace una década, la organización internacional realiza la Hora del Planeta a fin de concientizar a la población sobre el problema.

En entrevista para SinEmbargo, Cynthia Menéndez, coordinadora de Ciudades Sustentables de WWF, dice que las causas del cambio climático “se producen a nivel local, pero el efecto se da a nivel global” y recuerda que 2016 ha sido, hasta el momento, el año más caliente registrado en la historia, lo cual tiene “muchas consecuencias”. En el caso específico de México, indicó que el fenómeno se ha manifestado con la presencia de situaciones climatológicas “fuera de lo común”, entre ellas, inundaciones, sequías y huracanes, además de daños a la biodiversidad y a los ecosistemas.

La integrante de la organización con sede en Suiza agrega que además de los problemas ambientales, el cambio climático acarrea alteraciones a nivel económico y social. “No sólo es lo ambiental como tal, si no todas las causas que vienen de desarrollo en los países porque altera la forma de producir y de consumir. Las ciudades costeras son las que más afectadas se ven, así como el campo y la producción agrícola. Todo es un delgado equilibrio: con afectar la temperatura promedio todo se altera”, dice.

“Más que solo una preocupación ambiental, el cambio climático debe abordarse considerando sus implicaciones para el desarrollo. Más del 90 por ciento de la energía que consume el mundo proviene de combustibles fósiles, con la consecuente emisión de contaminantes. Las alteraciones de los eventos climatológicos y las temperaturas extremas empeorarán, como lo demuestra el hecho de que 2016 haya sido el año más caliente registrado en la historia. La salud, la seguridad alimentaria, la seguridad energética y el acceso al agua dulce de millones de personas están en riesgo”, añade.

Por ejemplo, Alejandro del Mazo Maza, titular de la Comisión Nacional de Áreas Protegidas (Conanp), explicó el mes pasado que durante la última migración de las mariposas monarcas, cayeron tormentas mientras los insectos regresaban a Estados Unidos y Canadá, lo que ocasionó la muerte de 6.2 millones de los ejemplares de la especie migratoria, es decir, casi 7.4 por ciento de las casi 84 millones que hibernan en México.

En el mismo sentido, Menéndez destacó que el aumento en la temperatura promedio está afectando la migración del insecto que recorre alrededor de 4 mil kilómetros para llegar a México y aletea de 300 a 720 veces por minuto.

Ante este panorama, a través de un comunicado WWF urgió a que se trabaje en la conservación de los bosques que acogen a las mariposas monarcas cada invierno; en la protección de las 19 mil 150 especies endémicas mexicanas; en el cuidado de las playas que atraen a millones de turistas cada año; en la disponibilidad de agua para el ser humano y la naturaleza; en los santuarios balleneros mexicanos y en los corales que forman parte de la segunda barrera arrecifal más grande del mundo.

LA HORA DEL PLANETA 2017

En la edición 2017 de la Hora del Planeta, más de 170 países, incluyendo México –que comenzó a participar en 2009– y millones de personas de diferentes edades y culturas, apagarán las luces de los monumentos más representativos y de inmuebles a fin de sumarse al movimiento ambiental que se llevará a cabo el sábado 25 de marzo, de 8:30 a 9:30 de la noche.

La Ciudad de México, Veracruz, Zacatecas, Quintana Roo, Oaxaca, Campeche, Sonora, Coahuila, Querétaro, y Puebla, entre otras entidades, se suman con un llamado a reflexionar sobre “el México que debemos conservar” para hacer frente a la amenaza del cambio climático, uno de los principales desafíos de este tiempo, como un testimonio simbólico del poder de las personas, ciudades y países para ser parte de una solución global.

En la capital del país apagarán sus luces el Monumento a la Revolución, el Ángel de la Independencia, Bellas Artes, la Diana Cazadora y edificios como la Torre Mayor, entre otros.

El evento en la Ciudad de México tendrá lugar en el Ángel de la Independencia, donde se transmitirán imágenes y videos sobre “el México que debemos conservar”, aportados por la ciudadanía y estudiantes y profesionales del cine de distintas partes de la República Mexicana. La ONG informó que la función será “cero emisiones”, ya que la energía requerida para la pantalla se generará a través de bicicletas, en el marco del vigésimo octavo Paseo Ciclista Nocturno.

La organización llama a apagar las luces durante 60 minutos el 25 de marzo. Imagen: WWF

El mensaje, dijo Menéndez, es que se trabaje en la conservación: “En México tenemos esta necesidad de nacionalismo y de consumir y producir a nivel local, sentimos que hay una gran riqueza en nuestro país y todos la queremos conservar. México se encuentra en un momento decisivo, que nos plantea cambios necesarios en muchos sentidos. Pero hay también un país que debemos conservar, el de nuestra riqueza natural, que nos hace grandes como mexicanos”.

Por ello, extendió una invitación al público en general para que cuente a través de un video o una fotografía, cuál es el México que quieren conservar y qué se debe hacer para lograrlo. Las bases se pueden consultar en la página web lahoradelplaneta.org.mx.

La Hora del Planeta nació en Sidney, Australia, en 2007 y a la fecha incluye el apagado de más de 10 mil 400 monumentos icónicos a nivel mundial, entre ellos el Empire State Building, en Nueva York; la Torre Eiffel, en París; la Alhambra, en Granada; y la Casa de la Ópera, en Sidney.

Además, WWF desarrolló junto con ICLEI-Gobiernos Locales por la Sustentabilidad el Desafío de Ciudades de la Hora del Planeta, una iniciativa para agilizar la transición de las ciudades hacia un futuro sustentable, cuya convocatoria se lanzará el próximo 22 de marzo en el sitio de internet www.desafiodeciudades.mx. Para participar, los Gobiernos locales deberán presentar informes, “planes ambiciosos, inspiradores y factibles” que fortalezcan el desarrollo urbano bajo en emisiones y combatan el cambio climático, con énfasis en políticas de Movilidad Urbana Sustentable, se lee en el comunicado.