Los analistas creen que es probable que estos avances sean temporales, ya que el descenso de la demanda por el brote de coronavirus hay que añadir el colapso este mes del acuerdo para recortar la producción entre la OPEP y un grupo de productores aliados.

Ciudad de México, 19 de marzo (EconomíaHoy).- Los precios del crudo suben con fuerza este jueves tras una corrección intensa que ha durado tres días, llevando al crudo a sus niveles más bajos en casi dos décadas. El desplome de la demanda por el coronavirus y un aumento del suministro en medio de una lucha por la cuota de mercado entre Rusia y Arabia Saudí son los factores que lastran la cotización del barril.

Aunque hoy luce el verde en los futuros de crudo, los analistas siguen mostrando gran pesimismo si la demanda sigue cayendo y la oferta al alza. Paul Sankey, director de Mizuho Securities, cree que el crudo podría caer a cero dólares porque pronto será más caro tenerlo almacenado que regalarlo, sobre todo si los inventarios siguen al alza.

El barril de referencia internacional Brent, que ha perdido la mitad de su precio en menos de dos semanas, logra algo de respiro mientras que los inversores en los mercados financieros evalúan el impacto de las medidas masivas de estímulo aprobadas por los bancos centrales en todo el mundo.

El Brent gana 1.56 dólares, o un 6.27 por ciento, hasta los 26.44 dólares por barril, tras hundirse hasta los 24.52 dólares el miércoles, su mínimo desde 2003.

Por su parte, el West Texas Intermediate (WTI) en Estados Unidos rebota 2.55 dólares, o un 12.52 por ciento, a 22.92 dólares el barril, tras haber perdido casi un 25 por ciento en la víspera, hasta su cota más reducida en 18 años.

PESIMISMO SIGUE VIVO

No obstante, los analistas creen que es probable que estos avances sean temporales, ya que el descenso de la demanda por el brote de coronavirus hay que añadir el colapso este mes del acuerdo para recortar la producción entre la OPEP y un grupo de productores aliados.

Algunos expertos van más allá y creen que el precio del petróleo podría caer a cero o incluso que se sitúe por debajo. “La idea que están difundiendo expertos como Paul Sankey, de Mizuho Securities, sería que, dado que almacenar petróleo conlleva costes, si la pandemia hunde el consumo de crudo, los productores podrían verse abocados a pagar a los clientes para librarse del petróleo acumulado en stock. Esta es una idea extrema, pero en todo caso, con la demanda cayendo fuertemente y el acuerdo entre la OPEP y Rusia para la limitar la producción hecho añicos el exceso de crudo podría convertirse en un problema de enorme importancia”, asegura Adam Vettese, analista de eToro.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE ECONOMÍAHOY. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.