La Secretaría de Relaciones Exteriores detalló que la iniciativa que se conversa con Estados Unidos buscaría mantener los flujos comerciales entre ambos países e incluiría medidas contra el COVID-19.

Ciudad de México, 19 de marzo (SinEmbargo/EFE).– Marcelo Luis Ebrard Casaubón, Secretario de Relaciones Exteriores, y el Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, conversaron hoy sobre medidas que podrían implementarse para evitar más casos de COVID-19 sin que estas paralicen las actividades económicas entre ambos países.

“Conversé con el Secretario Mike Pompeo. Le propuse que las medidas para evitar la propagación del COVID-19 no paralicen la actividad económica y la frontera continúe abierta al comercio y al trabajo. Encontré buena disposición. Mañana informaré detalle de avances”, escribió el Canciller mexicano en su cuenta de Twitter.

Más tarde, la Secretaría de Relaciones Exteriores abundó en una tarjeta informativa que el Gobierno mexicano reiteró la importancia de avanzar con la implementación del T-MEC para tener nuevas herramientas que den certeza a los mercados y permitan enfrentar los efectos económicos de la pandemia.

“La iniciativa bilateral buscaría mantener los flujos comerciales y la actividad económica entre ambos países, al tiempo que incluiría medidas para enfrentar la propagación del COVID-19”, detalló.

Por su parte, el Secretario Pompeo escribió en Twitter que él y Ebrard  “han estado trabajando de cerca sobre las restricciones de viaje que equilibren la protección de nuestros ciudadanos de mayores contagios del COVID19.  Juntos podemos reducir los riesgos a la salud pública y darle prioridad al comercio transfronterizo esencial”.

Mientras que el portavoz del Departamento de Estado, Morgan Ortagus, detalló en un comunicado que Pompeo expresó su interés en prevenir una transmisión mayor del coronavirus y en desarrollar “una respuesta efectiva y coordinada” entre ambos países, que comparten alrededor de 3 mil 170 kilómetros de una frontera porosa, especialmente a la inmigración.

“Estados Unidos continúa trabajando estrechamente con México en toda la gama de asuntos de política exterior, entre ellos la seguridad de nuestra frontera común”, agregó el comunicado.

El Presidente de EU, Donald Trump, confirmó este miércoles que negará la entrada al país a todos los solicitantes de asilo debido a la crisis del coronavirus, aunque no planea por ahora “cerrar” la frontera con México a los viajes no esenciales, como ha ordenado hacer en la de Canadá.

“La respuesta es sí, muy pronto, probablemente hoy”, dijo Trump durante una rueda de prensa en la Casa Blanca, al ser cuestionado sobre si invocará una ley de EU con ese objetivo, como adelantó este martes el diario The New York Times.

Mientras que el Presidente Andrés Manuel López Obrador explicó este jueves que se está preparando un plan de auxilio a la población -conocido como Plan DN-III- con el apoyo de Ejército y Marina por si la pandemia del coronavirus impacta con fuerza en el país.

“Si se requiere, ya se está preparando un plan DN-III con este propósito. Vamos a contar, como siempre lo han hecho, con el apoyo del Ejército y la Marina, con todo su personal médico, con sus instalaciones. Está todo el Gobierno preparado”, afirmó el Jefe del Ejecutivo al comienzo de la conferencia matutina desde Palacio Nacional.

Y agregó: “Hay un plan y una estrategia desde hace casi tres meses”.

El Presidente hizo de nuevo un llamado a la calma e indicó que hay “tres etapas” de atención a la pandemia de COVID-19, que ha puesto en jaque al mundo y que en México acumula 164 casos y registró este jueves el primer fallecido.

Según el Gobierno de México, el Plan DN-III se creó en 1965 y es un instrumento operativo militar que establece los lineamientos generales a los organismos del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos para realizar actividades de auxilio a la población afectada por desastres de origen natural o humano.

–Con información de EFE.