Ecatepec abrió un tercer centro de apoyo para el préstamo y rellenado de tanques de oxígeno para pacientes COVID-19.

Ciudad de México, 19 de marzo (SinEmbargo).– El Gobierno de Ecatepec abrió el tercer centro de apoyo del programa “Un Respiro para Ecatepec” en la unidad habitacional Barrio Nuevo Tultitlán, en la zona de Guadalupe Victoria en cual se podrán rellenar o pedir prestados tanques de oxígeno.

El nuevo centro de apoyo se sumó a los ya instalados en La Pirámide de Ciudad Azteca y en el estacionamiento del centro comercial Gran Patio Ecatepec, en la carretera federal Texcoco-Lechería, en Venta de Carpio.

El tercer centro de apoyo se ubica en la sede alterna de Gobierno instalada en dicha comunidad, en la zona de Guadalupe Victoria.

El Alcalde del municipio, Fernando Vilchis Contreras, afirmó que dicho programa propiamente es vida para los beneficiarios, muchos de los cuales carecen de recursos suficientes para comprar o recargar tanques de oxígeno indicados para enfermos de COVID-19.

Hasta el momento se prestaron 500 tanques y rellenado siete mil 680 en los dos centros de apoyo iniciales, al que se suma el localizado entre las calles Obrador y Francisco Villa de la unidad Barrio Nuevo Tultitlán, cerca de la vía López Portillo. Foto: Gobierno de Ecatepec

Además, la directora de Protección Civil y Bomberos de Ecatepec, Victoria Arriaga Ramírez, recordó que “Un Respiro para Ecatepec” inició el pasado 13 de enero en los dos centros de apoyo antes mencionados y en los cuales operan diariamente las 24 horas del día.

También otorgan préstamos y relleno de tanques de oxígeno a enfermos de coronavirus, siempre y cuando un médico haya indicado dicho tratamiento.

Hasta el momento se prestaron 500 tanques y rellenado siete mil 680 en los dos centros de apoyo iniciales, al que se suma el localizado entre las calles Obrador y Francisco Villa de la unidad Barrio Nuevo Tultitlán, cerca de la vía López Portillo.

Cristian García Salinas, habitante de San Cristóbal, relató que su padre enfermó de COVID-19 y actualmente se está recuperando con el apoyo del citado programa.

“Agradezco mucho por el apoyo brindado, sin él no sé qué hubiera pasado. A mi papá en el mes de febrero le dio COVID y se puso muy grave. Gracias al rellenado de los tanques y en una ocasión hasta nos prestaron un tanque es que pudimos salir adelante. Ya que ahorita es una enfermedad muy cara y sin su apoyo no sé qué hubiéramos hecho”, dijo.