El proyecto muestra el desastre ecológico que se vive en el país. Foto: Héctor Guerrero.

El proyecto muestra el desastre ecológico que se vive en el país. Foto: Héctor Guerrero.

Ciudad de México, 19 de abril (SinEmbargo).– “Proyecto Colateral: postales de la destrucción” es un trabajo que recopila más de 40 fotografías del impacto ambiental que sufre el país, consecuencia en su mayoría de la mala planeación de proyectos por parte de las autoridades y de las empresas. Sin embargo, los ciudadanos también han contribuido a dañar los ecosistemas al provocar incendios forestales que han acabado con miles de hectáreas de bosques en México.

El fotoperiodista Héctor Guerrero, corresponsal de la agencia AFP en Guadalajara, es el creador de este proyecto que surge de su inquietud por el medio ambiente.

“Hace siete años comencé a fotografiar el río Santiago en Jalisco, el río mas contaminado de México, eso me fue llevando a conocer diversos problemas ambientales y afectaciones que hay en todo México y por eso comprendí que la situación estaba muy mal”, explicó Guerrero en entrevista para SinEmbargo.

Cada imagen del proyecto muestra una realidad diferente, por ello, el fotoperiodista decidió utilizar la palabra colateral para titular su trabajo.

“He recorrido México con la idea de hacer postales de los principales problemas ambientales en el país en los últimos años, por supuesto estos problemas continúan y algunos cada vez mas graves y todos vienen siendo denunciados desde hace mucho tiempo”, detalló Héctor.

Al realizar el trabajo, Guerrero se dio cuenta del poco interés que tienen los gobiernos por la problemática ambiental en el país. “Todas la autoridades tienen un discurso que dista mucho de la realidad”, refirió.

Mencionó que a pesar de que la Asamblea Nacional de Desplazados Ambientales y el Tribunal de los Pueblos documentan y recogen todos los problemas y situaciones que se viven en México, las autoridades no los escuchan y “llevan años con mesas sin solución o de plano les cierran las puertas en algunos casos”.

El objetivo de “Proyecto Colateral: postales de la destrucción” es denunciar a través de las fotografías algunos de los problemas ambientales que existen en el país, que de no actuar para contenerlos, podrían llegar a más lugares que no están incluidos en este trabajo.

“Todo esto cobrar una factura, mucho de mi idea de registrar esto, es para que quede el precedente de lo que paso y sirva de ejemplo a que no pase en otros lados”, expuso el creador del proyecto.

Héctor Guerrero expone que este trabajo fotoperiodístico es completamente personal. “Lo financié en un inicio con apoyo de amigos, colegas y de personas que donaron recursos para que lo pudiera realizar y ya para la parte final he ganado algunas becas y premios que me han permitido continuarlo, pero digamos que todo ha sido independiente y conforme el proyecto va avanzando se ha ido sosteniendo por sí mismo”, comentó.

Las imágenes del proyecto retratan los desastres ecológicos más impactantes de México en los últimos años.

Por ejemplo, en el año 2005 el bosque de La Primavera, un área de reserva natural de gran importancia para la ciudad de Guadalajara, sufrió uno de sus mayores agravios, un incendio forestal que acabó con más de 11 mil hectáreas de bosque, la tercera parte de la comunidad forestal protegida.

De acuerdo con indagatorias, el incendio fue provocado de forma inducida, pero nunca se dio con los responsables. La mala planeación y coordinación de las autoridades, así como los pocos recursos destinados a la prevención y contención de estos sucesos dio por resultado que el incendio tardara más de siete días en ser extinguido.

Otras de las fotografías dan cuenta de la población de El Salto, Jalisco. “El primer panorama que vas a vislumbrar es industrial, un largo corredor de fábricas a lo largo del paisaje es lo que te da la bienvenida y más aún todo tipo de olores químicos que complementan el paisaje industrial”, se lee en el pie de foto de una de las imágenes del proyecto.

La espuma que aparece en la imagen proviene de los fosfatos que se encuentran en el río Santiago. Sin embargo, los últimos estudios precisan que en su aguas se concentran más de mil 090 sustancias químicas, entre las que destacan, mercurio, zinc, plomo y arsénico.

En otra imagen se observa a un semental bovino que yace muerto en el campo en la zona de Copala, en Zapopan, Jalisco; este animal murió a causa de tomar agua del río, ya que en época de lluvia los basureros vierten todos los lixiviados al los arroyos afluentes del río sin ningún control haciendo prácticamente mortales sus aguas.

Los habitantes del lugar han tenido que electrificar las orillas del río para evitar que los animales se acerquen a beber y tiene que llevarles el agua para que sacien su sed.

“Las autoridades locales han dicho que en este 2015 comenzarán con estudios para determinar cuán grande es el daño y qué medidas se tomarán para los próximos 20 años, tiempo en que el basurero seguirá operando. El Presidente municipal de Zapopan declaró a los pobladores que sí hay lixiviados pero que no son dañinos y que la gente puede continuar viviendo así”, comentó Héctor Guerrero.

La página que te da la bienvenida al “Proyecto Colateral: postales de la destrucción” resume dos cosas. La primera es la inquietud de Héctor por mostrar la realidad que vive México en el tema del medio ambiente. La segunda es la esperanza del fotoperiodista porque las cosas cambien.

“Cuando comencé a fotografiar el impacto ambiental que sufre mi país, nunca imaginé el escenario al que me enfrentaría. Luego de un tiempo, en este proyecto, tengo claro que no puedo dejar de fotografiar la crisis ambiental por la que atravesamos… Tengo la esperanza de que mis fotografías sirvan para entender lo que pasó… Confío en que las cosas cambien en un futuro distante cuando la estrechez de nuestros recursos nos obligue a pensar”, describe Héctor al presentar su trabajo.