Las cabras de Cachemira toman las calles de Gales, los capibaras se adueñan de los clubes de golf en Bolivia, los jabalíes exploran Madrid, los ciervos de Japón cambian los parques por ciudades y los lobos marinos que residen en Argentina.

Ciudad de México, 19 de abril (RT).– Los animales aprovechan el confinamiento de los seres humanos por el coronavirus para salir a las calles y pasearse sin temor.

Mientras la gente se queda en casa, la vida silvestre sale a la conquista de nuevos territorios. Las cabras de Cachemira toman las calles de Gales, los capibaras se adueñan de los clubes de golf en Bolivia, los jabalíes exploran Madrid, los ciervos de Japón cambian los parques por ciudades y los lobos marinos que residen en Argentina aprovechan la cuarentena por la pandemia para ocupar un centro comercial y tomar sol fuera de las tiendas de recuerdos que suelen estar repletas de turistas y lugareños.

Ahora a la tendencia se han unido también los pingüinos, atraídos por las calles vacías de una localidad de Sudáfrica. Las valientes aves se pasearon despreocupadas tanto por vías de tránsito que estos días carecen de coches, como por las aceras, tendiendo finalmente a la opción peatonal.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE RT. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.