El pasado miércoles 13 de abril, López Obrador anunció que su inmunización se realizaría durante la conferencia de prensa matutina para que toda la población pueda ver cuando se le vacune con la dosis de AstraZeneca, y así sepa que es confiable y que es mejor obtener la vacuna a no hacerlo y enfermar de COVID-19.

Ciudad de México, 19 de abril (SinEmbargo).- El Presidente Andrés Manuel López Obrador informó que se vacunará este martes contra la COVID-19, durante su conferencia matutina, con el fin de generar confianza en la población e invitar a que más adultos mayores lo hagan.

El mandatario señaló que tomó la decisión de hacer pública su inoculación, luego de que conociera que existe un porcentaje menor de adultos mayores que no se quieren aplicar alguna de las dosis disponibles en México.

“Decidí que era importante que me vacunara y fuese público, porque decían mis adversarios que ya me había vacunado y también de que hay un porcentaje menor de adultos mayores que no quiere vacunarse, que tienen alguna preocupación nosotros hemos dicho que somos libres y respetamos la decisión de todos, no es obligatorio, pero es importante que nos protejamos, y es importante que se sepa que no hay riesgos, que las reacciones son normales”, dijo hoy durante su conferencia matutina.

Luego de celebrar que ya casi se vacuna a todos los adultos mayores del país, con al menos una dosis, informó que aquellos que aún falta, podrán recibir una vacuna cuando las brigadas acudan a aplicar las segundas dosis.

“Mañana se va a informar que los que no se vacunaron van a tener posibilidad de hacerlo cuando se apliquen segundas dosis. si se regresa al municipio y ya lo pensaron, cuando lleguen a vacunar para segundas dosis, que estén pendientes y vayan, o si están postrados, están en sus casas, no pueden salir, que los familiares informen para que los vayan a vacunar en sus domicilios”, añadió.

CONVENCEN A CHAMULA

López Obrador celebró que ya hayan convencido a uno de los 14 municipios que se habían resistido a aplicarse la vacuna contra la COVID-19.

Dijo que autoridades federales lograron convencer al municipio de San Juan Chamula, en Chiapas, de aplicarse alguna de las vacunas disponibles en el país.

“Tenemos 14 municipios, eran 14, que no se iban a vacunar, y ya se logró convencer a uno de los 14 municipios, al municipio de Chamula, Chiapas, ya se logro convencer, estando aquí, pues se va a dar a conocer que yo me vacuno, que no va a pasar nada, que todos estamos cuidándonos pendientes, y que sí es importante la vacuna, sí protege, por eso, es que cambié de parecer, para que nos vemos mañana”, aseguró.

El pasado viernes, el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez,  informó que 14 municipios del país se habían negado a recibir alguna de las vacunas contra la COVID-19.

No dio razones específicas de por qué dichas comunidades no quieren ser vacunadas y señaló que podría deberse a “diversas razones de convicción cultural y quizás religiosas”.

Según López-Gatell, la decisión de rechazar las vacunas fue adoptada por los concejos municipales, y agregó que “respetamos esa decisión”. Las autoridades intentan establecer un plan para que la gente que desee vacunarse lo haga en algún municipio cercano, apuntó.

Los municipios indígenas en el sur de México tienen cierta autonomía y algunos se gobiernan mediante los llamados “usos y costumbres”, sin intervención de partidos políticos ni elecciones formales.

Algunos municipios de Chiapas dominados por rebeldes zapatistas han rechazado otros programas de Gobierno, pero se desconoce si están entre los que no quieren utilizar las vacunas.

La prensa local en Chiapas informó que algunas comunidades desconfían de las vacunas o consideran que no tienen casos suficientes para justificar la aplicación de las mismas.

-Con información de AP.