“Es decir, hay de dos: o se mintió al Congreso de la Unión y a la sociedad mexicana por parte de las autoridades de México diciendo que no se sabía nada de esto; o bien, se atropelló, se violentó la soberanía nacional de México y por eso es algo que es del mayor interés de la opinión pública”, afirmó el Secretario de Relaciones Exteriores.

Ciudad de México, 19 de mayo (SinEmbargo).– O el Gobierno de México [en tiempos de Felipe Calderón] le mintió a la sociedad mexicana, o el Gobierno de Estados Unidos violó la soberanía con “Rápido y Furioso”, dijo el Canciller Marcelo Ebrard esta mañana. “Estados Unidos nos responderá”, confió, al explicar la nota diplomática que se envió para obtener información del operativo.

“Esa indagatoria va a tener una repercusión muy importante y por eso lo hicimos saber en la nota diplomática. Es decir, hay de dos: o se mintió al Congreso de la Unión y a la sociedad mexicana por parte de las autoridades de México diciendo que no se sabía nada de esto; o bien, se atropelló, se violentó la soberanía nacional de México y por eso es algo que es del mayor interés de la opinión pública”, aseguró.

En la conferencia matutina del Presidente Andrés Manuel López obrador, el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) explicó que la nota diplomática es muy reciente, sin embargo, dio a conocer que las autoridades norteamericanas ya la están revisando, por lo que espera tener una respuesta pronto.

“Pero más allá de eso, te adelanto lo siguiente, la nota hace referencia a la última solicitud de la Fiscalía General de la República de información que fue de septiembre de 2019, ratificada en febrero de 2020, respecto a ‘Rápido y Furioso’ y se refiere a varias cosas”, precisó.

Desde Palacio Nacional, Ebrard Casaubón detalló que tiene que ver “con armas recuperadas en México y en Estados Unidos, tiene que ver con declaraciones de todos los testigos y participantes que no han sido publicadas al 100 por ciento y tiene que ver con una serie de detalles muy relevantes que denotan que hay una investigación de muchos años y que hace falta esa información para avanzar y concluir”.

Por ello, estimó que la respuesta del Gobierno de Estados Unidos estará vinculada con estos temas que está solicitando la Fiscalía General de la República (FGR).

“Entonces estamos haciendo la referencia y estamos ubicando por qué es tan importante para México, por qué nos importa tanto a los ciudadanos que se culmine esa indagatoria que está en la Fiscalía General de la República y que tuvo movimiento tan recientemente como en febrero de este año. Sabemos que nos van a responder”, sostuvo el Secretario.

También expuso que en la información solicitada se encuentran datos sobre armas específicas, seguimiento de armas no recuperadas en México, pero que son parte del operativo, “y los testimonios posteriores a la investigación que se llevó a cabo en 2012 y que fue publicada por el Congreso de los Estados Unidos; así como toda aquella información que obre en poder de las autoridades en Estados unidos que pueda contribuir a esclarecer los hechos”.

“En Estados unidos hay una serie de normas que harían muy difícil la desaparición de documentos oficiales y no suponemos que el gobierno de Estados Unidos tenga en este momento interés de hacer algo así”, comentó el funcionario.

El Gobierno expresó que “hay dudas fundadas” sobre esta operación realizada de 2009 a 2011 por la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés), que introdujo más de 2 mil armas de alto calibre a México para rastrear a narcotraficantes.

Genaro García Luna y Felipe Calderón se dan la mano en 2009.

Genaro García Luna y Felipe Calderón durante durante la inauguración del Centro de Inteligencia de la Policía Federal en 2009. Foto: Sáshenka Gutiérrez, Cuartoscuro

El impacto del operativo ha ganado notoriedad bajo el actual Gobierno mexicano por las críticas al tráfico de armas de origen estadounidense, con las que se cometen el 70 por ciento de los delitos en México, según la SRE.

Pero también atrae su atención por el presunto rol que jugó la administración del exmandatario Felipe Calderón (2006-2012), incluyendo el entonces secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, detenido desde diciembre en Estados Unidos acusado de recibir sobornos del Cártel de Sinaloa.

Por otra parte, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, presumió este martes la cooperación de su Gobierno con el de Estados Unidos para compartir información sobre un narcotúnel descubierto recientemente en la frontera y el operativo “Rápido y Furioso” realizado por Washington hace una década.

López Obrador se refirió a un tuit de su homólogo, Donald Trump, quien el domingo compartió el hallazgo de un narcotúnel en la frontera de Tijuana con San Diego, California, con el texto “¡México debe tomar el control de este gran problema!”.

“Lo que mencionó el Presidente Trump es cierto y hay cooperación entre los dos gobiernos para evitar que se siga transportando droga hacia Estados Unidos de esta manera y con toda la vigilancia que se está llevando a cabo”, aseveró el mandatario mexicano en su rueda de prensa matutina.

-Con información de EFE