Ciudad de México, 19 de junio (SinEmbargo).– Marcelo Ebrard Causabón, ex Jefe de Gobierno del Distrito Federal (GDF), dijo que la propuesta del Presidente Enrique Peña Nieto de permitir el acceso del sector privado en Petróleos Mexicanos (Pemex) es la “reversión de la expropiación petrolera” de Lázaro Cárdenas.

En entrevista para MVS Noticias, con Carmen Aristegui, el ex titular del GDF dijo que el tema se tiene que discutir y que por parte de la izquierda, los defensores serán todos los legisladores, diputados y senadores de izquierda por igual, no necesariamente él o Andrés Manuel López Obrador.

Sin embargo, destacó: “Nuestros senadores y diputados cumplan con su responsabilidad política […] muchos vamos a tener cabida, todos vamos a tener cabida ahí”.

El día de ayer el titular del Ejecutivo federal dijo al diario Financial Times que la Reforma Energética estará lista en uno o dos meses y que permitirá más facilidades a la inversión privada en Pemex.

El Presidente de México informó al prestigiado periódico londinense que la necesidad de modernizar a Pemex se acordó en el marco del Pacto de México y expuso que la Reforma incluiría “los cambios constitucionales necesarios para darle certeza a los inversionistas privados”.

Al respecto, Marcelo Ebrard dijo que lo que Pemex se necesita es una mayor inversión, pues no se ha tomado en cuenta lo suficiente para explorar.

Dijo que el Partido de la Revolución Democrática (PRD) no puede apoyar un cambio así en la Constitución. “El PRD no puede apoyar eso, va en contra de sus documentos básicos y de su entidad […] tendría que haber un congreso nacional para modificar los documentos del Partido”.

“La obligación del PRD es defender sus documentos básicos y oponerse a esta Reforma”.

Este día, el Presidente volvió a hablar sobre el tema e insistió que el objetivo del Gobierno no es privatizar el sector de hidrocarburos y que la empresa nacional Pemex seguirá en manos del Estado, aunque, según dijo, hay necesidad de ampliar la producción.

A fin de conseguir unos precios energéticos más baratos, será necesario una reforma energética que permita el acceso al sector privado para ampliar estas necesidades, añadió

“No se trata de privatizar”, pues el “Estado es el dueño del petróleo”, pero hay una necesidad de “ampliar la capacidad”, expuso el Presidente.