Javier Galván Guerrero, Delegado del ISSSTE en Jalisco, fue hallado muerto. Foto: Facebook.

Javier Galván Guerrero, Delegado del ISSSTE en Jalisco, fue hallado muerto. Foto: Facebook.

Ciudad de México, 19 de junio (SinEmbargo/EFE).– Guadalajara (México), 19 jun (EFE).- El asesinato de Javier Galván, expresidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Jalisco, pudo originarse en un litigio por la propiedad de una finca, afirmó hoy el fiscal del estado, Rafael Castellanos.

Galván y otra persona, cuyo nombre no fue dado a conocer, tenían escrituras de la finca ubicada en Guadalajara pero fueron emitidas por notarios diferentes, lo que dio origen al litigio tanto en un tribunal local como en uno federal por posible falsificación de documentos, informó Castellanos a la prensa.

Incluso la Fiscalía General de Jalisco tiene registrada una averiguación previa por esta causa, desde junio de 2014, informó.

Los indicios recabados llevan a la Fiscalía a considerar “que esto podría ser el origen de la agresión” que sufrió Galván esta mañana, “aunque no se descartan otras hipótesis”, dijo Castellanos.

Galván fue asesinado a balazos hoy en Guadalajara, tras ser interceptado por dos vehículos y no uno como se informó anteriormente, confirmó el fiscal.

La víctima, quien era delegado regional del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), murió dentro de su vehículo con cuatro disparos en su cuerpo.

El funcionario se dirigía a su domicilio cerca de las 09:00 cuando fue interceptado por sus agresores en un punto cercano a la Casa Jalisco, residencia oficial del gobernador del estado.

La Fiscalía recaba el mayor número de indicios para entregarlos a la Procuraduría General de la República (PGR), instancia que atraerá el caso, pues Galván era un funcionario federal al trabajar para el ISSSTE.

Elementos de la Fiscalía mantienen un operativo para localizar a los responsables del ataque.

Galván era militante del PRI, que presidió en Jalisco y representó como diputado federal y estatal.

También fue presidente municipal de Autlán de Navarro, en la región de la costa sur de Jalisco, de donde era originario, así como regidor en Guadalajara.

En dos años, Jalisco suma 120 funcionarios locales asesinados por presuntos miembros del crimen organizado, entre ellos el secretario de Turismo, José de Jesús Gallegos, en marzo de 2013, y el diputado federal Gabriel Gómez Michel, en septiembre de 2014.

En la entidad, fuerzas federales mantienen desde el 1 de mayo el “Operativo Jalisco”, en el que han desplegado miles de policías y elementos del ejército a fin de detener a los líderes del violento Cártel Jalisco Nueva Generación, cuyo bastión principal es la zona de la costa sur.

103 SERVIDORES PÚBLICOS ASESINADOS

Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, enfrenta una crisis de inseguridad y violencia en su estado que ha dejado al menos 102 servidores públicos asesinados en lo que va de su administración, de acuerdo con cifras del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses.

Con Javier Galván Guerrero sumarían 103 los decesos.

A escasos ocho días de arrancar el sexenio de Sandoval Díaz la muerte de uno de sus colaboradores cimbró a la sociedad tapatía. La tarde del 9 de marzo de 2013, José de Jesús Gallegos Álvarez, Secretario de Turismo de la entidad, fue asesinado en la ciudad de Guadalajara.

Aunque en sus primeras declaraciones el mandatario estatal afirmó que la muerte del funcionario no tenía relación con la delincuencia organizada, el 14 de mayo de ese mismo año, Luis Carlos Nájera Gutiérrez, titular de la Fiscalía General del Estado, informó que los asesinos de Gallegos Álvarez confesaron haber recibido ordenes del Cártel de Jalisco Nueva Generación para matarlo, ya que apoyaba económicamente a un cártel rival.

El Procurador no especificó quién dio la orden a los ejecutores ni a qué cártel apoyaba el ex Secretario de Turismo, quien también era un importante empresario de la construcción en la entidad.

El pasado 6 de abril, 15 elementos de la Fuerza Única Jalisco –corporación engendrada a finales de 2013 para enfrentar a la delincuencia organizada en la entidad– murieron y otros cinco resultaron heridos en un ataque perpetrado por presuntos integrantes de una célula delictiva en el municipio de San Sebastián del Oeste. Los hechos tuvieron lugar en la carretera Mascota-Las Palmas.

En lo que va de 2015, además de los elementos policiacos caídos, se registró un atentado contra el Comisario General de Seguridad Pública de Jalisco, Francisco Alejandro Solorio Aréchiga, quien resultó ileso tras un enfrentamiento ocurrido el pasado 30 de marzo.

El 8 de abril, la delegación estatal de la Procuraduría General de la República (PGR) informó que consignó a cuatro personas vinculadas con el ataque al funcionario, quienes también están acusadas de delincuencia organizada.

En tanto que el Regidor independiente de Puerto Vallarta, Humberto Gómez Arévalo, está desaparecido desde la noche del pasado 15 de enero.

La FGE informó que la familia de Gómez Arévalo presentó una denuncia por su desaparición el viernes 16 de enero, luego de que localizara la camioneta del funcionario abandonada. El año pasado, Humberto Gómez renunció a las filas de Movimiento Ciudadano para ejercer como Regidor independiente.