El uso de armas automáticas en contra de población civil y maestros, confirmado por testimonios en el lugar de los hechos y por fotografías –aunque negado tanto por la Comisión Nacional de Seguridad y por el Gobierno de Oaxaca–, fue ampliamente condenado por distintos líderes sociales y organizaciones disidentes este domingo, luego de los enfrentamientos en Nochixtlán que dejaron al menos 6 muertos y 45 heridos.

PROMO-armas-contra-civiles-700

Ciudad de México, 19 de junio (SinEmbargo).– Líderes sociales y políticos de distintos partidos condenaron hoy el uso de armas de fuego (automáticas) en contra de población civil y de maestros disidentes, durante un operativo encabezado por la Policía Federal y por el Gobierno de Oaxaca, que encabeza el perredista Gabino Cué Monteagudo.

La Comisión Nacional de Seguridad (CNS) y el Gobierno de Oaxaca negaron que los agentes que participaron en el operativo –que derivó en un enfrentamiento violento– hayan utilizado armas. Pero fotografías y testimonios confirman que sí se usaron, y eran armas automáticas.

“Seis elementos de Seguridad Pública, quienes no portaban armas, resultaron lesionados de bala”, escribió la Policía Estatal en su cuenta de Twitter. “Los elementos portaban solo su equipo antimotín -no iban armados- fueron agredidos por disparos durante el Operativo Nochixtlán”.

También la Comisión Nacional de Seguridad dijo que no había armas en el operativo.

Pero las fotos que circulan sobre los hechos y los testimonios lo desmienten. La agencia The Associated Press, por ejemplo, dijo que según puedo constatar, “policías antidisturbios abrieron fuego para intentar disolver las protestas en las que se habían incendiado vehículos y levantado bloqueos y barricadas en algunas vialidades”.

En un comunicado fechado en la Ciudad de Oaxaca, la Sección XXII de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) repudió el uyco de armas “por parte de policías enviados por el ‘gachupín’ y por Enrique Peña Nieto contra el pueblo de Oaxaca, con especial énfasis en contra del pueblo de Nochixtlán.

“Este Movimiento Democrático de Trabajadores de la Educación de Oaxaca (MDTEO) responsabiliza a Gabino Cué de la integridad física y psicológica de nuestros compañeros maestros y padres de familia que se encuentran resistiendo la represión que a punta de armas, toletes y gases, usa el gobierno contra el Pueblo”, agregó.

Denunció que “los hospitales, ambulancias y atención médica está siendo negada para los padres y maestros que están heridos y este gobierno nefasto sólo permite la entrada al hospital de policías heridos. Denunciamos que existen maestros heridos por armas de fuego y asesinados por los cuerpos represores”.

La Asamblea Popular Municipal de Tixtla, por su parte, hizo un llamado a la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH), la Organización de las Naciones Unidad (ONU), Human Rights Watch, el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL), las Peace Brigades International (PBI), Amnistía Internacional, la Convención Europea de los Derechos Humanos, la Corte Interamericana de los Derechos Humanos (OEA), LA Comisión VALECH, la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI), la Federación de Asociaciones Juristas Progresistas (FAJP) y el Centro de Derechos Humanos Zaferino Ladrillero a intervenir frente a los acontecimientos.

Por su parte, los legisladores de Morena en la Asamblea Legislativa responsabilizaron al titular de la Secretaría de Educación Pública por la muerte de los tres ciudadanos en los ataques en Oaxaca. Llamaron a evitar más derramamiento de sangre y condenaron el uso de armas de fuego contra civiles.

MÁS REACCIONES

La Comisión Nacional de Derechos Humanos emitió hoy un documento de medidas cautelares por los hechos de violencia perpetrados en el estado de Oaxaca.

A través de su cuenta de Twitter refrendó su presencia ante tal hecho, reiterando que el diálogo será la mejor vía para la solución de conflictos, además de convocar a las autoridades y organizaciones afines a que actúen en el marco de la ley y la legalidad.

La CNDH exhorta a las 3 órdenes de gobierno para que atiendan propuestas contenidas en la recomendación general 25 emitida por este organismo.

Señaló que personal de este organismo se encuentra ya en Oaxaca para realizar los peritajes correspondientes y reforzar al personal que ya se encuentra realizando las labores correspondientes.

Por su parte, el colectivo Frente por la Libertad de Expresión y la Protesta Social, condenó, mediante un comunicado, los hechos de violencia ocurridos durante dicho operativo policial, exigiendo a las autoridades estatales y federales que se ponga fin a las acciones represivas de forma inmediata, además de que se les garantice atención médica a todas las personas que resultaron heridas durante los hechos.

Dicho lo anterior, el Frente por la Libertad también reiteró su diálogo y una explicación por parte de las autoridades que aclaré lo sucedido en horas recientes.

El rector de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO),Dr. Eduardo Carlos Bautista Martínez, mediante una carta dirigida al Presidente Enrique Peña Nieto y al Gobernador Gabino Cué, fijo la postura acerca de lo ocurrido en el estado.

“Los universitarios insistimos en la solución de este conflicto a través del dialogo, en el marco de la Constitución General de la República y de las leyes emanadas de nuestra Carta Magna”, dijo en una carta difundida en la página de facebook Universitarios UABJO.

INDIGNACIÓN EN REDES

Por otra parte, el experto en política y doctor en derecho constitucional John M. Ackerman, mismo que ha estado mostrando su apoyo a los maestros a lo largo de su jornada de protestas en toda la República, se pronunció en contra de la represión contra los manifestantes, argumentando que el gobierno del actual Presidente no ha sido más que represor. Durante las últimas semanas ha dado seguimiento al curso que han tomado diversas secciones de maestros disidentes constatado los hechos que los medios han documentado. Mediante su cuenta de Twitter ha expresado su total repudio en contra del Gobierno, señalando que no han hecho más que esgrimir sobre ellos una total intolerancia mediante el uso de la fuerza y violencia.

El sadismo represor de EPN no conoce límites. Este régimen debe caer. Alto a la guerra contra indígenas y maestros.

Además solicitó apoyo por parte de la sociedad civil para que se solidaricen con el pueblo de Oaxaca en su lucha contra su propio gobierno.

Solidaridad absoluta con los maestros y el pueblo de Oaxaca en su lucha contra el gobierno despótico.

Por su parte el activista y sacerdote, Alejandro Solalinde, hizo efecto de su voz a través de las redes sociales, reportando todo cuanto se suscitaba en el estado de Oaxaca a raíz de los enfrentamientos entre integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), simpatizantes y elementos de la Policía Federal, quienes desalojaron a los profesores disidentes de la autopista Oaxaca-Puebla.

En principio, cuestionó lo dicho por parte de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), ya que en medios circulaban fotos de los policías desplegados, los cuales efectivamente portaban armas largas.

“Lean y vean son asesinos y cínicos, aquí están las armas largas”. Dicho mensaje iba acompañado de una fotografía en donde se los ve apuntando con las armas que supuestamente no llevaban.

Esta noche mi oración y solidaridad por [email protected] [email protected] reprimidos, [email protected] y caí[email protected] en causa justa por gobiernos cómplices privatizadores.

Ni el Presidente electo del estado de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa, ni el Fiscal General de Justicia, Héctor Joaquín Carrillo Ruíz, han emitido declaraciones al respecto.

LA POLÍTICA REDIMIDA

Por otro lado, el Presidente del Comité Ejecutivo Nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, tampoco ha emitido mensaje ni declaración alguna en torno a los hechos, pero se espera el mismo en las próximas horas.

Morena mientras tanto, ha expresado su rechazo ante dichos actos violentos, señalando que los muertos y heridos son el síntoma de un gobierno represor e ignorante y que el mismo Presidente Enrique Peña Nieto está repitiendo la fórmula de lo que sucedió en Atenco.

Por su parte, la bancada del PAN en el Senado exigirá la comparecencia de los Secretarios de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y de Educación Pública, Aurelio Nuño, para hablar sobre los enfrentamientos con la CNTE, gremio que reporta un saldo de por lo menos seis muertos.

Los legisladores también demandarán la presencia de Comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales, para que rinda cuentas sobre dicho operativo violento.

El Presidente de la Comisión de Educación en el Senado, Juan Carlos Romero Hicks, condenó los hechos en aquella entidad, donde también se reportaron decenas de heridos.

“Las manifestaciones de violencia son condenables injustificables, independientemente de la fuente de donde provenga y no debe tener cabida en un sistema democrático como el nuestro”.

El todavía Gobernador en funciones Gabino Cué Monteagudo, y el Comisionado de la Policía Federal, Enrique Galindo, ofrecieron una conferencia de prensa en donde el Mandatario local señaló que los actos de violencia y vandalismo perpetrados en día de hoy en Oaxaca fueron realizados por grupos oportunistas que aprovecharon dichas movilizaciones magisteriales para agredir a los civiles.

Pequeños grupos, so pretexto de un apoyo al magisterio oaxaqueño, han protagonizado hechos de violencia y bloqueos en 37 puntos del Estado.

Las autoridades aseguraron que el ataque es responsabilidad de organizaciones como Frente Popular Revolucionario (FPR), Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT), Frente Indígena de Organizaciones Binacionales (FIOB) y Comuna, ésta última liderada por Flavio Sosa, activista ex dirigente de la APPO.

Cué Monteagudo reafirmó el compromiso de la Policía Federal y de las autoridades para liberar las vialidades que eran bloqueadas por maestros disidentes de la CNTE.

Tanto el Gobierno del Estado de Oaxaca y el Gobierno de la República también se pronunciaron en contra de los hechos acaecidos el día de hoy, condenando terminantemente la violencia que se esgrimió sobre civiles y a los miembros del magisterio oaxaqueño.

El Gobierno de la República y el Gobierno del estado de Oaxaca lamentan y condenan los hechos de violencia ocurridos el día de hoy en la entidad, en los que lamentablemente fallecieron 6 personas y resultaron lesionados 53 civiles, 41 policías federales –3 de ellos con heridas de bala–, así como 14 policías estatales, 5 de ellos por armas de fuego.

A su vez hicieron un llamado a la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de le Educación a que se deslinde de los grupos violentos y se comprometa a un diálogo responsable dentro del marco de la ley para el cese de la violencia.

Según reporta el diario Reforma, el Comisionado de la Policía Federal, Enrique Galindo, reconoció que un grupo de agentes usaron armas de cargo durante el operativo, donde además explicó que solo participaron policías sin armas solo al principio del operativo, y que cuando estuvo a termino fue cuando se percataron de la participación de gente armada entre los manifestantes, lo que obligo a un cambio drástico de estrategia.

Muy al final del proceso llegó personal con armas; ya había pasado todo, ya habíamos ordenado el repliegue táctico.

Por su parte el Secretario de Seguridad Pública de Oaxaca, Jorge Alberto Ruiz Martínez reportó que 21 personas están detenidas y serán puestas a disposición del Ministerio Público del fuero común.

Francisco Ojeda Pacheco, miembro del comité de la CNTE de Oaxaca, dijo desde el plantón en la Ciudadela en la Ciudad de México que el Gobierno les ha hecho la guerra asesinando y aprendiendo maestros. Ellos, dijo, van a reaccionar de la misma manera: “Vamos a hacer lo mismo, nos vamos a ir agarrando funcionarios, diputados, sobre todo los que están a favor del PRI y a los de izquierda que traicionaron a la Patria”, dijo a SinEmbargo.

El maestro indicó que no cesarán en su lucha a pesar de las acciones de amedrentamiento. “Le queremos decir al Gobierno federal que en nuestra capital oaxaqueña, de manera sincronizada, en ejes de accesos principales estamos deteniendo camiones trasnacionales. “Son los empresarios en contubernio con el Gobierno federal quienes mueven esos criminales”.

El movimiento Magisterial Democrático de la Sección VII del SNTE-CNTE Chiapas dijo en un comunicado que condena la “brutal represión ejercida en contra de la combativa Sección XXII de Oaxaca y del pueblo oaxaqueño”. Dijo el que el “Estado fascista mexicano encabezado por el asesino de Atenco Enrique Peña Nieto utiliza armas contra el pueblo que se manifiesta en contra de las reformas estructurales, específicamente contra quienes defienden la educación del país”.

México, dijo, “está gobernado por un grupo de fascistas dictadores que pretende imponer a sangre y fuego las reformas que los organismos nacionales e internacionales les recomendaron. Mexicanos Primero y su dirigencia Nazi, llevarán en su conciencia los muertos y presos de esta lucha popular de los pueblos mixtecos”.

“Responsabilizamos a Gabino Cué Monteagudo, al psicópata sargento Aurelio Nuño, a Miguel Ángel Ochorio Chong y a Enrique Peña Nieto de la integridad física y psicológica de todos los compañeros de la combativa Sección XXII de Oaxaca y de todo el pueblo oaxaqueño que con dignidad ha salido a las calles en defensa de la educación pública”, dijo el movimiento magisterial disidente.

SOLIDARIDAD OAXAQUEÑA

Migrantes CNTE

Oaxaqueños en Los Angeles, en solidaridad con el magisterio mexicano. Foto: Antonio Nava, FIOB.

Integrantes del Frente Indígena de Organizaciones Binacionales (FIOB) en California, Estados Unidos, expresaron su apoyo al movimiento magisterial en México que se opone a la Reforma Educativa y exigieron al Gobierno federal que respete los derechos de los maestros y que cese la represión contra los inconformes.

En un pronunciamiento, los activistas calificaron la iniciativa del Gobierno federal como una “medida impuesta para privatizar la educación, desaparecer las normales rurales y acabar con el sindicalismo independiente y crítico, en beneficio de las camarillas que han convertido al país en tierra de asesinatos masivos, violencia desenfrenada e impune y rampante corrupción”.

La organización expresó que la Reforma “interesada en la excelencia pedagógica” en México busca “acabar con la educación básica gratuita como un derecho de los mexicanos consagrado en la constitución”.

Con respecto a la Evaluación de Desempeño Docente a la que se opone el magisterio, refirió que es “una maniobra que acaba de tajo con varios beneficios en materia laboral logrados por parte de los maestros organizados en la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), y conseguidos a base de grandes luchas de más de tres décadas”.

Los activistas indígenas exigieron al Gobierno federal someterse a una prueba rigurosa como con la que busca “descalificar a los profesores con sistemas de evaluación que los maestros consideran llenos de irregularidades”.

“Los migrantes indígenas en California reprobamos al Gobierno de Enrique Peña Nieto porque no ha sido capaz de presentar con vida a los 43 estudiantes y futuros maestros de Ayotzinapa, y como lo ha señalado la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) [México] registra un récord de violación de derechos humanos”.

Resaltaron que el movimiento de la Coordinadora es contrario al gremio nacional representado por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), creado por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y cuya líder, Elba Esther Gordillo, esta presa bajo cargos de lavado de dinero.

“La lucha de los maestros en Oaxaca, Guerrero, Chiapas, Michoacán y el resto del país, nos afecta a los migrantes. Con mucha preocupación vemos que el Gobierno federal mexicano encabezado por Enrique Peña Nieto sólo busca imponer a toda costa un modelo educativo sin haber tomado en cuenta el parecer de los docentes. La administración de Peña Nieto no se presta a dialogar con los profesores y sus representantes sino que por el contrario, ha empleado la violencia y la mano dura. Por algo el Secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer, se ha ganado el sobrenombre de ‘Sargento Nuño'”.

Los miembros del FIOB recordaron que “en la mayoría de los pueblos indígenas, la comunidad es la que construye y arregla las instalaciones escolares, ya que los recursos que supuestamente deben ser destinados a la educación quedan extraviados en el camino o pasan a ser parte de las fortunas de los gobernantes en turno”.

Exigieron que el gobierno respete los derechos de los maestros a la libertad de expresión, manifestación y tránsito, que cese la represión en su contra e implemente una política de educación que no responda a los intereses de compañías, “sino que proporcione educación científica que forme ciudadanos con capacidades acordes a los tiempos y con visión por la humanidad y no solamente a favor de intereses de una minoría voraz”.