La Procuraduría de la CdMx planteó que una de las líneas de investigación del asesinato del joven de 29 años de edad apuntaba a un sacerdote conocido por la víctima. Esta semana, una fuente oficial del Gobierno de la Ciudad de México confirmó a SinEmbargo esta información.

Leonardo  hallado Avendaño fue hallado sin vida al interior de su camioneta el pasado 12 de junio; las autoridades reportaron que tenía signos de tortura y asfixia. El joven supo desde muy pequeño que quería ser sacerdote. A sus 19 años, al entrar a su carrera universitaria, inició también su proceso religioso, el cual, dejó pausado para concluir su maestría.

Ciudad de México, 19 de junio (SinEmbargo).– Elementos de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ-CdMx) capturaron a un presunto involucrado en el asesinato de Hugo Leonardo Avendaño Chávez, estudiante de la Universidad Intercontinental y diácono de la parroquia Cristo Salvador de la Alcaldía de Tlalpan.

De acuerdo con versiones de medios de comunicación, el detenido es el sacerdote Francisco “N”, de la misma parroquia.

La Arquidiócesis Primada de México publicó un comunicado donde expresó la confianza que tiene en el trabajo de las autoridades encargadas de la investigación.

Reiteró su disposición para colaborar en las investigaciones que se realicen en el caso de Leonardo Avendaño.

“La Arquidiócesis reitera su plena disposición para aportar la información que sea requerida para el avance de las indagatorias y expresa su profunda cercanía con quienes que han sido afectados por la violencia y la falta de seguridad en nuestro país”, escribió la oficina de comunicación de la Arquidiócesis.

Hace apenas tres días, la PGJ-CdMx planteó que una de las líneas de investigación de este asesinato apuntaban a un sacerdote conocido por la víctima. Esta semana, una fuente oficial del Gobierno de la Ciudad de México confirmó a SinEmbargo esta información.

De acuerdo con un reporte de el diario Milenio, las autoridades capitalinas tenían entonces los registros de cámaras de video vigilancia “en los que se observa el vehículo en el que aparentemente huyó el sacerdote sospechoso de asesinar al recién egresado de la maestría en psicología de la Universidad Intercontinental y diácono de la parroquia Cristo Salvador”.

También expuso que, “como parte de la indagatoria CI-FCIH/1/UI-1 C/D/00108/06-2019, la Fiscalía de Homicidios solicitó la emisión de una alerta migratoria para evitar que el probable responsable salga de México, y pidió la colaboración de fiscalías y procuradurías de todo el país para tratar de localizarlo.

Leonardo, de 29 años de edad,  fue hallado sin vida al interior de su camioneta el pasado 12 de junio; las autoridades reportaron que tenía signos de tortura y asfixia.

LEONARDO NO FUE SECUESTRADO: PGJ-CDMX

El pasado 13 de junio, la Procuradora General de Justicia de la capital mexicana, Ernestina Godoy, dijo que Hugo Leonardo Avendaño Chávez no fue secuestrado. “[Los familiares] no recibieron ninguna llamada [de plagiarios]”, afirmó. En una conferencia de prensa, con visible cansancio, informó que la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, los citó para que la informaran sobre los avances que tienen de la investigación y para conocer del caso.

“Yo no voy a renunciar, voy a dar resultados a la ciudadanía. Voy a investigar”, respondió la Procuradora Godoy a pregunta expresa realizada por la prensa. “Tarde o temprano vamos a vencer a la delincuencia”, agregó.

“Quiero comentarles que al Gabinete le ha exigido la Jefa de Gobierno que se realicen las investigaciones, que sean investigaciones serias, profesionales, que sean apegadas a derecho, respetando los derechos humanos”, anunció. Informó que el cuerpo de Hugo Leonardo fue estaba en calidad de desconocido, y fue su hermano quien lo identificó.

Por su parte, al salir del C5, la Jefa de Gobierno Sheinbaum Pardo aseguró que pondrá todo su esfuerzo y tiempo para garantizar la seguridad a los capitalinos. “Para mí es fundamental que no haya impunidad y que no se repitan los casos”, afirmó.

¿QUIÉN ERA LEONARDO?

Leonardo Avendaño Chávez cumplía dos semanas de haberse titulado de la maestría en Psicoterapia Psicoanalítica en la Universidad Intercontinental y planeaba seguir su proceso religioso para ordenarse como sacerdote, pero fue asesinado. La familia clama por el esclarecimiento del caso, identificación, detención y castigo a los culpables, así como un alto a la violencia.

“Lo único que pedimos es justicia para Leo, que se sepa qué es lo que pasó, que se detenga a los delincuentes y a los criminales, que podamos poner fin a esta horrible tragedia que está pasando en México y la Ciudad de México”, dijo a SinEmbargo, Daniela Durán, familiar del joven, la semana pasada.

“Exigimos justicia de forma respetuosa, pero enérgica. No descansaremos hasta que la Procuraduría detenga a los responsables”, añadió Martín Durán, también primo hermano de Leonardo Avendaño.

Leo, como le decían de cariño, supo desde muy pequeño que quería ser sacerdote. A sus 19 años ingresó a la carrera de Filosofía y Letras, pero también inició también su proceso religioso, el cual, dejó pausado para concluir su maestría.

Leonardo tenía dos semanas de haberse titulado. Foto: Cortesía.

“Desde muy pequeño le entró el gusto, la vocación, siempre quiso hacerlo, [entrar al seminario] empezó a estudiarlo, pero lo pausó un tiempo para poder terminar su carrera universitaria, su maestría y lo iba a retomar en breve, cosa que ya no va a suceder”, lamentó Daniela.

Martín Durán, primo del joven, precisó que era diácono. Apasionado, muy inteligente y con un gusto por la lectura son algunos de los aspectos que lo describían.

“También era obstinado: hasta que no le salían las cosas estaba en paz, le encantaba viajar, leer, era de esas personas que en verdad absorben el conocimiento de una manera bonita, qué puedo yo decir, era mi primo, casi casi mi hermano, nos criamos juntos, era una bellísima persona, es por eso que la exigencia es tan alta, porque era un ser humano que merecía seguir con nosotros”, comentó.

–Con información de Sugeyry Gándara.