El estrés crónico es una afección que tiene graves consecuencias en la salud física y mental. Existen extraordinarios aliados naturales para combatir esta condición, gracias a su contenido en antioxidantes y otros compuestos que elevan los niveles de dopamina.

Por Lorenza Amor

Ciudad de México, 19 de junio (La Opinión).- El cuerpo es sabio y cuando estamos pasando por períodos de estrés extremo nos envía todo tipo de señales, sobre todo cuando se trata de estrés crónico que es considerada una condición que se asocia con graves afectaciones en la salud física y emocional. Inclusive se relaciona con un mayor aumento en el riesgo de padecer enfermedades cardíacas y depresión.

Uno de los temas más relevantes y recurrentes hoy en día es todo lo relacionado a un estilo de vida saludable, por supuesto la alimentación juega un papel protagónico y la buena noticia es que existen todo tipo de ingredientes naturales que son el complemento perfecto para tratar todo tipo de dolencias, gracias a sus inmensas propiedades terapéuticas. Cuando se trata de levantar el ánimo y combatir los efectos que producen los altos niveles de estrés en el organismo, existe una larga lista de productos que serán un gran alivio.

MATCHA EN POLVO
Es bien sabido que el té verde es considerado uno de los aliados más poderosos para la salud, el matcha es un polvo de color verde vibrante muy popular en la cultura japonesa que se obtiene de las hojas del té verde que son cultivadas a la sombra. Es uno de los ingredientes más recomendados en los entusiastas de un estilo de vida sano, debido a su contenido en L-teanina un aminoácido protéico con grandes beneficios para aliviar el estrés.

Polvo de matcha. Foto: Shutterstock

ALCACHOFAS
Las alcachofas son popularmente conocidas por sus propiedades diuréticas, sin embargo también resultan un alimento con grandes beneficios nutricionales. Sus bondades para aliviar el estrés agudo radican en su alto contenido en fibra y prebióticos, que son un tipo de fibra que alimenta a las bacterias buenas que habitan en el intestino. Diversos estudios han comprobado los beneficios que aporta un tipo de prebióticos que contienen las alcachofas, llamados fructooligosacáridos (FOS) y los cuales tienen cualidades para reducir los altos niveles de estrés. Adicionalmente las alcachofas se destacan por su riqueza en nutrientes clave como el potasio, el magnesio, la vitamina C y K que resultan esenciales para tener una mejor respuesta ante los estados de estrés.

Las alcachofas se destacan por su riqueza en nutrientes clave como el potasio. Foto: Shutterstock

CAMOTE
El consumo de fuentes completas de carbohidratos como es el caso del camote es altamente recomendado para regular el estrés. Estas variantes se destacan por ser ricas en nutrientes que tienen la peculiaridad de reducir los altos niveles de cortisol, conocido como la hormona del estrés. Normalmente los niveles del cortisol están estrictamente regulados, sin embargo cuando se padece de estrés crónico es muy frecuente que se presente una disfunción o desequilibrio del cortisol, que de hecho viene acompañada de otros síntomas como la inflamación y el dolor. El camote resulta el tipo de hidrato de carbono perfecto, es considerado un alimento integral que aporta grandes beneficios nutricionales que intervienen positivamente en el control del estrés, entre los que se destaca su alto contenido en vitamina C y potasio.

MARISCOS
Los mariscos como es el caso de los mejillones, las almejas y las ostras tienen la peculiaridad de ser ricos en aminoácidos, en concreto en taurina que es una sustancia que se asocia con potenciales propiedades para mejorar el estado de ánimo. El correcto consumo de alimentos que se destaquen por su alto contenido en aminoácidos y taurina es indispensable, ya que son los encargados de producir algunos neurotransmisores como es el caso de la dopamina, conocida como la hormona de la felicidad. Adicionalmente los mariscos son ricos en vitamina B12, cobre, zinc, manganeso y selenio, que son consideradas sustancias esenciales para mejorar el estado de ánimo, combatir la depresión y la ansiedad.

Los mariscos son ricos en vitamina B12. Foto: Pixabay

PEREJIL
El perejil es conocido como una de las hierbas aromáticas más populares en la cocina internacional, sin embargo también es valorado por ser una de las plantas con mayores beneficios medicinales. Entre sus grandes peculiaridades se destaca por su poderoso contenido en antioxidantes, que tienen la capacidad de neutralizar a los radicales libres y proteger al organismo contra el estrés oxidativo, que se asocia con la aparición de numerosas enfermedades entre las que se destacan padecimientos de salud mental, como es el caso de la depresión y la ansiedad. La buena noticia es que el consumo de alimentos con poder antioxidante, como es el caso del perejil que también es especialmente rico en carotenoides, flavonoides y aceites volátiles, se considera un acierto para combatir los altos niveles de estrés.

GARBANZOS
Los garbanzos pertenecen a la familia de las legumbres que son consideradas de los alimentos más saludables que existen, en principio por que son una excepcional fuente de proteínas vegetales y también por su riqueza en vitaminas y minerales que resultan nutrientes clave para combatir el estrés, como es el caso de el magnesio, el potasio, el zinc, las vitaminas del grupo B, el selenio, el manganeso y el cobre. En concreto los garbanzos tienen la cualidad de ser ricos en una sustancia llamada L-triptófano que el cuerpo necesita para producir los neurotransmisores que regulan el estado de ánimo. Por otra parte son populares por sus beneficios en el funcionamiento cerebral y también tienen grandes cualidades para mejorar el rendimiento mental.

Los garbanzos tienen la cualidad de ser ricos en una sustancia llamada L-triptófano. Foto: Shutterstock

ARÁNDANOS
La lista de beneficios asociados a los arándanos es larga, no sólo son deliciosos son una de las más potentes fuentes de antioxidantes que existen. Gracias a esto se les atribuyen grandiosos efectos antiinflamatorios y neuroprotectores que tienen la peculiaridad de reducir la inflamación asociada con el estrés y protegen contra el daño celular que se ocasiona. A la vez su excepcional contenido en flavonoides es un buen complemento para prevenir la depresión y los estados de ánimo alterados.

SEMILLAS DE GIRASOL
Las semillas de girasol son un ingrediente de origen vegetal altamente valorado en la alimentación vegetariana, esto se debe a su extraordinaria composición nutricional y a su alto contenido en vitamina E, que es considerada un poderoso antioxidante esencial en la salud mental. De hecho diversos estudios han comprobado la directa relación que existe entre condiciones mentales como la depresión, el estrés y la ansiedad con deficiencias de vitamina E.

Las semillas de girasol te aportarán triptófano y numerosos antioxidantes y magnesio, un mineral clave para la salud cerebral. Foto: Pixabay

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE La Opinión. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.