El indicador de la Inversión Fija Bruta disminuyó 2.2 frente al último trimestre de 2019. Además, los primeros tres meses del año, aún sin el impacto de las restricciones sociales y económicas derivadas de la pandemia de la COVID-19, el dato de la Oferta Global de bienes cayó trimestralmente.

El PIB nacional descendió 1.2 por ciento con bajas en su interior en los sectores de importaciones, consumo privado y en la inversión.

Ciudad de México, 19 de junio (SinEmbargo).- La inversión fija bruta cayó 9.5 por ciento anual durante el primer trimestre de 2020. El indicador inició su descenso en los primeros seis meses de 2018 colocándose ahora en niveles de 2011. Con este dato hiló cinco trimestres a la baja.

El primer trimestre de 2020 el indicador de la oferta y demanda global de bienes y servicios, recabada en el Sistema de Cuentas Nacionales de México (SCNM), disminuyó 1.1 por ciento en el país respecto al trimestre inmediato anterior.

La oferta está integrada por el Producto Interno Bruto (PIB) y la importación de bienes y servicios. En tanto que la demanda se refiere únicamente al destino final de los bienes y servicios que adquieren los hogares, el Gobierno, las empresas y el resto del mundo.

Julio Santaella, director del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), explicó que el indicador de la Inversión Fija Bruta, observado en la categoría de Formación de Capital Fijo, disminuyó 2.2 frente al último trimestre de 2019 y a tasa anual la caída fue de 9.5 por ciento.

De enero a marzo, antes de las restricciones económicas y el alza de los datos de contagios por el nuevo coronavirus en el mundo, la Oferta Global de bienes y cayó trimestralmente y anotó disminuciones al interior del Producto Interno Bruto (PIB) del 1.2 por ciento, por sectores, del 1.9 por ciento en las importaciones; 1.4 en el consumo privado; 2.2 en la inversión.

En la categoría de demanda se observaron alzas trimestrales del Consumo Público (3.2 por ciento) y en las Exportaciones (3.1 por ciento), de acuerdo con series desestacionalizadas obtenidas por el SCNM.

El indicador que agrupa el conjunto de bienes y servicios producidos internamente o en el exterior de los que dispone México para satisfacer sus necesidades de consumo, formación de capital y exportaciones, sumó un año tres meses a la baja y durante el cuarto trimestre de 2019 registró su mayor contracción desde la crisis de 2009, con una caída de 1.5 por ciento

De enero a marzo la oferta global de bienes y servicios a precios corrientes sumó 33 billones 338 mil 822 millones de pesos.

Jonathan Heath, subgobernador de la Junta del Banco de México explicó que la reducción trimestral en la inversión privada representó un descenso anual de 9.8 por ciento. Además la inversión pública anotó una baja trimestral de 1.5 puntos, acumulando una caída anual de 7.3 por ciento.

El Inegi dio a conocer este viernes los resultados de la Oferta y Demanda Global de Bienes y Servicios, provenientes del SCNM, del primer trimestre de 2020, en el que aún no se observaron los impactos de los cierres económicos de la pandemia de la COVID-19.