La Jefa de Gobierno señaló que si bien es deseo de los capitalinos transitar en el color del semáforo, no se debe bajar la guardia y se debe incrementar la responsabilidad en los cuidados.

Ciudad de México, 19 de junio (SinEmbargo).- La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, informó que entre el 21 de mayo y el 18 de junio se ha presentado una reducción del 8 por ciento en el número de camas ocupadas de pacientes COVID-19 en los hospitales públicos y privados en la capital del país.

Sin embargo, especificó que se necesita una mayor reducción en el número de camas disponibles para que la Ciudad de México transite al color naranja del semáforo epidemiológico.

“En esta gráfica se presenta el número de hospitalizados en los más de 50 hospitales públicos y privados COVID en la ciudad; en ella se puede observar una ligera reducción, del 8 por ciento, en el número de camas ocupadas entre el 21 de mayo y el 18 de junio”, señaló en un video difundido en sus redes sociales.

Las hospitalizaciones en la capital del país. Imagen: Captura de pantalla.

Para el caso de los 11 hospitales de la Secretaría de Salud capitalina, la reducción en la ocupación fue del 32 por ciento, en las citadas fechas.

Pese a los datos y la reducción en la ocupación hospitalaria, puntualizó que es necesaria una mayor reducción para poder cambiar el color del semáforo.

“Aún cuando continúa disminuyendo ligeramente el número de hospitalizados, sigue sin haber condiciones para pasar al semáforo naranja”, recalcó.

Dijo que el semáforo epidemiológico de la entidad se mantendrá en “rojo en transición”, por lo que solamente se pueden desempeñar actividades esenciales, así como la construcción, la industria manufacturera, y las de tienditas de colonia menores a cinco trabajadores.

Recordó que para el caso de los restaurantes, el servicio sólo se deberá proporcionar para llevar y acorde a las medidas sanitarias.

Sheinbaum Pardo extendió un llamado a las personas que atienden pequeños comercios y les pidió mantener las medidas sanitarias como el uso de cubrebocas, desinfección de superficies y lavado frecuente de manos.

“Quiero hacer un llamado especial a las personas que atienden en los pequeños comercios, es fundamental cuidarse más que nunca, es fundamental usar cubrebocas, incluso recomendamos el uso de caretas y googles; lavarse las manos frecuentemente con gel, o agua y jabón, limpiar constantemente las superficies con agua clorada y recomendar a los clientes el uso de cubrebcoas y gel, así como mantener la sana distancia”, apuntó.

La Jefa de Gobierno señaló que si bien es deseo de los capitalinos transitar en el color del semáforo, no se debe bajar la guardia y se debe incrementar la responsabilidad en los cuidados.

“Sé que estamos pasando momentos difíciles, que ya quisiéramos todas y todos pasar al semáforo naranja, pero debemos ser responsables, no bajemos la guardia”, destacó.

Por ello, pidió a la población que si se puede mantener en casa lo haga; y en caso de salir sea riguroso en el uso de cubrebocas, la sana distancia y la limpieza frecuente de manos.

Además, solicitó que en caso de presentar síntomas, se evite salir del domicilio y se envíe la un sms con la palabra covid19, o se establezca comunicación con la línea de Locatel.

También hizo un llamado a evitar fiestas y reuniones, sobre todo el próximo domingo que se celebra el Día del Padre.

“Recuerden que aún no es tiempo de hacer fiestas y reuniones familiares; y la mejor forma de demostrar el cariño a los padres es mantener la sana distancia y cuidando su salud”, agregó.

“Depende de todos y todas pasar al semáforo naranja. Y la única manera de lograrlo es que todos sigamos estas indicaciones básicas”, finalizó.