“El mundo laboral no puede ni debe ser igual que antes de la crisis” del coronavirus, “la pandemia ha puesto de manifiesto enormes deficiencias, fragilidades y fisuras”, dijo Guterres,

Pidió no olvidar que antes del COVID-19 el mundo estaba lejos de ser normal, pero “si se adoptan medidas inteligentes y oportunas a todos los niveles” podemos “salir fortalecidos de la crisis”.

Naciones Unidas, 19 de junio (EFE).- El secretario general de la ONU, António Guterres, defendió este viernes que “el mundo laboral no puede ni debe ser igual que antes de la crisis” del coronavirus y reclamó medidas coordinadas a nivel mundial para crear “trabajo decente para todo el mundo”.

“La pandemia ha puesto de manifiesto enormes deficiencias, fragilidades y fisuras”, señaló Guterres en un mensaje en vídeo para presentar una iniciativa sobre el impacto de la enfermedad en el mundo laboral.

“Se habla mucho de la necesidad de una nueva normalidad después de la crisis. Pero no olvidemos que, antes del COVID-19 el mundo estaba lejos de ser normal. El aumento de las desigualdades, la discriminación de género sistémica, la falta de oportunidades para la juventud, el estancamiento de los salarios, el cambio climático fuera de control… Nada de eso era normal”, subrayó.

Para el jefe de la ONU, “si se adoptan medidas inteligentes y oportunas a todos los niveles” podemos “salir fortalecidos de la crisis, con mejores empleos y un futuro mejor, más equitativo y más ecológico para todo el mundo”.

antonio-guterres

En la imagen un registro del secretario general de la ONU, António Guterres, quien señaló que “la pandemia ha puesto de manifiesto enormes deficiencias, fragilidades y fisuras” en el sistema laboral mundial. Foto: EFE, Archivo.

Naciones Unidas, en su informe, señala tres prioridades: proteger de inmediato a trabajadores y empresas para evitar cierres y pérdidas de empleo, asegurar que los lugares de trabajo sean seguros conforme se van levantando los confinamientos y, por último, poner en marcha una recuperación “inclusiva, ecológica y sostenible”.

Según Guterres, esa recuperación debe estar “centrada en el ser humano” y aprovechar las nuevas tecnologías para crear empleos decentes para todo el mundo”, utilizando como base la formas creativas en que empresas y trabajadores se han adaptado a la pandemia.

“Por ejemplo, millones de personas han pasado de la noche a la mañana a trabajar a través de Internet y en muchos casos los resultados han sido sorprendentes”, apuntó.

Las medidas políticas, sin embargo, deben tener en cuenta la realidad de que se han perdido millones de empleos, que quienes trabajaban en el sector informal se han visto especialmente golpeados, lo mismo que ha ocurrido con las mujeres, por los sectores en los que trabajan y dado que soportan la mayor parte de la carga de trabajo no remunerado.

El secretario general de Naciones Unidas, además, lanzó una clara advertencia a los gobernantes, dado el riesgo de que la pandemia multiplique las desigualdades.

“Esta crisis del mundo laboral está echando leña al fuego del descontento y la angustia. El desempleo y la pérdida de ingresos a gran escala a causa de la COVID-19 están erosionando aún más la cohesión social y desestabilizando países y regiones, desde el punto de vista social, político y económico”, señaló.