De acuerdo con declaraciones que el ex custodio de Guzmán Loera hizo a Notimex, Guzmán Loera tenía un protocolo muy riguroso en el cual no tenía permitido hablar con ninguna persona.

Ciudad de México, 19 de julio (SinEmbargo).– Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, mejor conocido como “El Chapo”, pidió a su ex custodio Eduardo Guerrero Durán que le permitieran dormir más horas ya que los pases de lista eran cada dos horas.

De acuerdo con declaraciones que el ex Comisionado del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevensión y Readaptación Social Federal hizo a Notimex, Guzmán Loera tenía un protocolo muy riguroso en el cual no tenía permitido hablar con ninguna persona.

El ex Comisionado detalló que “El Chapo” oprimía constantemente la manivela del inodoro para hacer ruidos bajo tierra. A partir de esto, descubrieron un segundo túnel en construcción.

Eduardo Guerrero explica al reportero Hugo Gutierrez que al hablar con Guzmán Loera sobre esto lo negó argumentado que él se “portaba bien” y que podñian revisar su expediente. “Nos pedía mucho que le diéramos la oportunidad de salir más a patio”, agregó.

Al respecto, Guerrero Durán responde a “El Chapo” que se ha fugado dos veces y éste indica que “eso es otra cosa”. Además, reclama por no poder dormir durante el día pues, según dice, le pasan lista cada dos horas, 14 veces al día desde las 6:00 hasta las 23:00 horas.

El ex custodio del narcotraficante le informó que cada cuatro horas le pasarían lista,  a partir de las 5:00 horas, siendo la última a las 23:00 horas.

“Oiga, esa de las 11 déjemela a las 10 porque de 11 a 5, para cuando me quedo dormido es muy poco”, le pide Joaquín Guzmán Loera.