Las modificaciones al estímulo se reflejarán en 1.430 pesos para la “verde”, 0.452, en la “roja” y 0.850 en el Diesel. Por lo que, finalmente, los usuarios pagarán: 3.380, 3.608 y 4.430 por litro.

Esta semana el Presidente Andrés Manuel López Obrador y Octavio Romero, director general de Pemex, anunciaron el plan de rescate por tres años (2019-2023) de la empresa productiva del Estado, que consiste básicamente en darle mayor presupuesto y en una reducción de cargas impositivas.

Ciudad de México, 19 de julio (SinEmbargo).- La semana del 20 al 26 de julio el estímulo fiscal al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) creció para todos los combustibles.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) informó que para la próxima semana la gasolina Magna tendrá un apoyo de 35.03 por ciento, la Premium 18.89 y el Diesel 17.56 puntos porcentuales.

Las modificaciones al estímulo se reflejarán en 1.685 pesos para la “verde”, 0.767, en la “roja” y 0.927 en el Diesel. Por lo que, finalmente, los usuarios pagarán: 3.125, 3.293 y 4.353 por litro, respectivamente.

Es decir, en la semana siguiente habrá un aumento del 5.3, 7.76 y 1.46 por ciento, respectivamente.

La semana anterior se pagó 1.430 pesos para la Magna, 0.452 por la Premium y 0.850 por el Diesel y los usuarios pagaron: 3.380, 3.608 y 4.430 por litro.

La semana anterior las ayudas al IEPS fueron de 29.73, 11.13 y 16.10 por ciento para cada combustible.

Desde el 7 de junio la gasolina mayor o igual a 92 octanos y combustibles no fósiles no recibió ningún apoyo fiscal por parte del Gobierno federal, por lo que desde que inició el mes, el estímulo pasó de cero al 18.89 por ciento.

PLAN DE PEMEX

Esta semana el Presidente Andrés Manuel López Obrador y Octavio Romero, director general de Pemex, anunciaron el plan de rescate por tres años (2019-2023) de la empresa productiva del Estado, que consiste básicamente en darle mayor presupuesto y en una reducción de cargas impositivas.

Romero exhibió gráficos del desplome en la producción petrolera en los últimos sexenios, de Felipe Calderón a Enrique Peña Nieto. Cayó también la refinación a niveles históricos. Pero al mismo tiempo, la deuda se incrementó desde Vicente Fox Quesada hasta nuestros días: pasó de un billón a dos billones de pesos.

El Plan de Negocios de Pemex, que no convenció a los mercados y agencias calificadoras por su visión nacionalista, también divide a los analistas en materia de energía: la inversión millonaria, la reducción en la carga fiscal y deuda son algunos aspectos positivos, pero la insistencia en construir la Refinería Dos Bocas y los contratos integrales ponen en duda la meta del Gobierno federal para sacar a flote a la petrolera estatal, aquejada de deudas y una caída de la producción.

Las reacciones por el contenido del Plan de Negocios 2019-2024 de la petrolera estatal provocó el martes una caída de 0.62 por ciento para el peso y de 0.18 por ciento en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), además de que un reporte de Citigroup consideró que el plan carece de nuevas ideas y advirtió que es muy probable que la calificación de la compañía se ajuste a la baja. Es “mucho ruido y pocas nueces”, destacó.

Si bien los bancos y agencias calificadoras consideran que el Plan de Negocios de Pemex es insuficiente, los especialistas en materia de energía opinan que hay algunos aspectos positivos que pueden rescatarse.