El secuestro de los hijos de Guzmán Loera, recordó Notimex, estuvo a punto de detonar una guerra interminable entre cárteles. Jesús Alfredo e Iván Archivaldo fueron secuestrados la madrugada del 15 de agosto de 2016 en el bar “La Leche”, en Puerto Vallarta, Jalisco. Y cinco días después fueron liberados, al parecer por la intervención de Ismael “El Mayo” Zambada.

Ciudad de México, 19 de julio (SinEmbargo).– Eduardo Guerrero, el hombre que custodió a Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera luego de sus dos fugas y hasta el momento que fue extraditado a Estados Unidos, fue quien tuvo que informarle del secuestro en 2016 de sus dos hijos en un bar de Puerto Vallarta. El experto en seguridad y sistemas penitenciarios narró el momento para la agencia Notimex.

Jesús Alfredo e Iván Archivaldo fueron secuestrados la madrugada del 15 de agosto de 2016 en el bar “La Leche”, en Puerto Vallarta, Jalisco. Y cinco días después fueron liberados, al parecer por la intervención de Ismael “El Mayo” Zambada.

Eduardo Guerrero, el hombre que custodió al “El Chapo” Guzmán hasta que fue extraditado a Estados Unidos, narró para Notimex el momento en que le tuvo que dar la noticia del secuestro de sus hijos:

“Me toca decirle, esto ya es en Ciudad Juárez, me toca decirle que habían secuestrado a sus hijos en Puerto Vallarta. Su primera reacción fue de enojo, incluso pregunta –porque le mostramos un video de cuando entra el grupo a sacar a sus hijos del restaurant–, y me decía: ‘oiga licenciado, y ¿dónde están los escoltas?’. Bueno, ¿pues yo qué voy a saber dónde están los escoltas? Yo te estoy mostrando un video y te traigo gente de la entonces PGR, estaba el responsable de la SEIDO ahí conmigo, por si él quería presentar una denuncia”.

Guzmán Loera se desistió de levantar la denuncia, y tampoco su esposa quiso presentarla.

“Al cabo del tiempo nos toca venirle a decir que ya los recuperaron, informarles que ya los recuperaron, esto también fue en Ciudad Juárez. No se sorprendió pero fue de alegría su expresión”, añadió.

El secuestro de los hijos de Guzmán Loera, recordó Notimex, estuvo a punto de detonar una guerra interminable entre cárteles. El día del secuestro, el comando se llevó en total a seis personas.

El plagio lo realizó un comando de hombres de Nemesio Oseguera Cervantes, “El Mencho”, al parecer en colusión con Dámaso López, “El Licenciado”, quien pretendía quedarse a la cabeza del Cártel de Sinaloa, luego de que “El Chapo” fue liberado.

El pasado 17 de julio, la carrera criminal de Joaquín “El Chapo” Guzmán ha llegado a su fin. Un juez de Nueva York le ha dictado sentencia: cadena perpetua. El famoso criminal mexicano muy posiblemente morirá en una prisión de Estados Unidos.

Este viernes, el gobierno estadounidense confirmó que Guzmán llegó a la principal cárcel de máxima seguridad de Estados Unidos, conocida como el “Alcatraz de las Rocallosas”. La Oficina Federal de Prisiones dijo que Guzmán se encuentra en la United States Penitentiary Administrative Maximum, en Florence, Colorado, más conocida en inglés como ADX.

Durante estos días se han revelado diversos videos de momentos del capo aún territorio mexicano. Ayer, la cadena Univisión difundió una serie de videos donde se muestra que Guzmán Loera pasaba la mayoría del tiempo caminando en su celda de “El Altilplano”.

Además, Notimex también difundió otra parte de la entrevista con el ex custodio de “El Chapo”, Eduardo Guerrero Durán, donde narró que el capo pidió que le permitieran dormir más horas ya que los pases de lista eran cada dos horas.

De acuerdo con declaraciones que el ex Comisionado del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevensión y Readaptación Social Federal hizo a Notimex, Guzmán Loera tenía un protocolo muy riguroso en el cual no tenía permitido hablar con ninguna persona.

El ex Comisionado detalló que “El Chapo” oprimía constantemente la manivela del inodoro para hacer ruidos bajo tierra. A partir de esto, descubrieron un segundo túnel en construcción.