La capital del país tomó ya su propia ruta en el combate al coronavirus. Mientras a nivel nacional aún se debate entre el usar o no cubrebocas y caretas, Claudia Sheinbaum dice que su uso es casi obligatorio y además, esta semana se apostó por realizar pruebas para frenar los contagios en la zona que concentra el 20 por ciento de los casos de COVID-19.

Ciudad de México, 19 de julio (SinEmbargo).- Los anuncios amarillos con letras negras que dicen “Alerta, zona de alto contagio” empiezan a ser más recurrentes conforme uno se acerca a los kioscos que el Gobierno de la Ciudad de México colocó para realizar pruebas y detectar la COVID-19.

Aún en la pandemia, la ciudad no deja de ser un lugar de contrastes: en unas calles están los restaurantes abiertos sirviendo comida y unas cuantas después, las alertas: “Cuidado, use cubrebocas”, “Cuidado, quédese en casa”.

Así pasan los días en la capital del país. Al cierre de esta semana, 20 colonias concentran 524 casos activos de coronavirus, la mayoría ubicadas en Milpa Alta, Xochimilco y La Magdalena Contreras, alcaldías que tienen el 49.2, 38.1 y 32.6 por ciento de su población en pobreza extrema, de acuerdo con datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

El Programa de Atención Prioritaria del Gobierno de la Ciudad justo busca atender a colonias, barrios y pueblos, con medidas para evitar más contagios en las zonas que concentran el 20 por ciento del total de los casos positivos.

Se trata de vigilancia epidemiológica casa por casa, revisión médica y realización de pruebas; se entregan kits médicos, está la suspensión temporal de comercio en vía pública y la extensión de apoyos económicos a locatarios, además del reforzamiento de medidas sanitarias generales a través de la sanitización del espacio público.

Los doctores que atienden los kioscos estiman que realizan 70 pruebas al día. La dinámica es que el personal de la Secretaría de Salud capitalina en su censo casa por casa, detecta posibles casos de COVID-19 y a quienes tienen síntomas, se les invita a realizarse la prueba, de la que tendrán resultados en aproximadamente 3 o 4 días.

COLONIAS-CASOS-COVID

El Programa de Atención Prioritaria del Gobierno de la Ciudad justo busca atender a colonias, barrios y pueblos. Fotos: Cri Rodríguez, SinEmbargo.

Tanto el personal médico como el que realiza los censos, comentaron a SinEmbargo que la población ha cooperado en la organización y en la facilitación de los datos a quienes llegan a sus hogares.

De acuerdo con un estudio de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el perfil más común entre los mexicanos fallecidos por la COVID-19 obedece a hombres con escolaridad básica o sin estudios, mayor a los 40 años de edad y que no tienen un trabajo remunerado.

Según el estudio, la mayoría de fallecidos, el 28.1 por ciento, corresponde a personas sin actividad económica remunerada –como personas que buscan trabajo, estudiantes o amas de casa– seguido de jubilados (12 por ciento) y empleados del sector público (11.7 por ciento), básicamente trabajadores del sector salud.

SEMÁFORO-NARANJA

La Ciudad de México aún se mantiene en Semáforo Naranja. Fotos: Cri Rodríguez, SinEmbargo.

En las alcaldías en las que se concentran hasta el momento los casos activos, hay 72.3 por ciento de carencia en acceso a la seguridad social, en el caso de Milpa Alta; es de 55.3 en Xochimilco y de 47.3 por ciento en La Magdalena Contreras.

En los últimos 40 días, la Ciudad de México se debate entre el semáforo rojo y el naranja, entre la urgencia por reactivar la economía pero aún con números de contagio preocupantes.

Así es el avance de los fallecimientos y del número de casos activos por alcaldías:

Esta última semana, la Jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum Pardo anunció que 117 centros de salud aumentaron el número de pruebas para detectar contagios, el 43.2 por ciento de las 81 mil 918 pruebas realizadas en centros de salud y hospitales del Gobierno local han resultado positivas.

Un total de 34 zonas, entre colonias, pueblos y barrios, fueron seleccionados con base en el número de casos activos y la tasa de casos activos por cada 100 mil habitantes; y recibirán atención prioritaria a partir del miércoles 15 de julio. Al cierre de la última semana, se definió que seguiría en semáforo naranja por los 6 mil 094 contagios y 539 muertes por COVID-19.

Sin embargo, el pasado 10 de julio, Sheinbaum Pardo dijo que as colonias que concentren la mayor cantidad de casos positivos por COVID-19 se mantendrán en rojo y contarán con un semáforo independiente para controlar la movilidad, y de esa forma disminuir los contagios.

Al cierre de del jueves 16 de julio, la Ciudad de México tenía 59 mil 670 casos acumulados desde el inicio de la pandemia, 6 mil 915 defunciones y 4 mil 638 casos activos.