El sismo de magnitud 7.4 del 23 de junio ha acumulado más de 7 mil 600 réplicas en menos de un mes

19/07/2020 - 3:14 pm

El Servicio Sismológico Nacional (SSN) publicó un tuit en el que dio a conocer que el sismo de 7.4 grados del pasado 23 de junio a generado 7 mil 605 réplicas; la más fuerte fue una de magnitud 5.5 en la escala de richter.

Ciudad de México, 19 de julio (Xinhua).- El sismo de 7.4 grados registrado en el sur de México el pasado 23 de junio, con saldo de 10 decesos y miles de casas dañadas, ha acumulado más de 7 mil 600 réplicas en menos de un mes, informó este sábado el Servicio Sismológico Nacional (SSN).

La instancia encargada de registrar la sismicidad en el país indicó, en su Twitter, que hasta hoy por la tarde sumaban 7 mil 605 réplicas del temblor con epicentro en las costas del estado de Oaxaca (sur) en el Pacífico, la mayor de ellas de 5.5 grados de magnitud.

El potente sismo registrado en las cercanías de la costeña comunidad La Crucecita se percibió en 16 entidades del sur, centro y oeste del país, incluida la Ciudad de México, pero los daños se concentraron en Oaxaca.

Según el Gobierno de Oaxaca, 10 personas fallecieron a consecuencia del temblor, que dejó más de 10 mil viviendas con daños en 148 municipalidades ubicadas principalmente en las zonas costera y serrana de la entidad.

Las réplicas de un sismo de magnitud considerable se generan porque las rocas que se encuentran cerca de la zona de ruptura sufren un reacomodo, recordó el SSN en un reporte especial del temblor actualizado al 15 de julio.

“El número de las réplicas puede variar desde unos cuantos hasta cientos de eventos en los próximos días o semanas de ocurrido el temblor principal”, expuso.

El SSN destacó, en ese mismo reporte, que la energía liberada por el sismo de hace casi un mes en las costas de Oaxaca era equivalente a una magnitud “aproximadamente a un millón de toneladas de TNT”.

Oaxaca es una de las entidades de México con mayor sismicidad al registrar alrededor del 25 por ciento de los sismos, un fenómeno que se debe al contacto convergente entre las placas tectónicas de Cocos y de Norteamérica, según la instancia.