“Mi perro dormía a un lado de mi papá , él lo sacaba a pasear todos los días sin falta. Y cuando nos entregaron sus cenizas, mi perro no se despegó ni un segundo y lloraba, así que no me digan que los animalitos no sienten”, relató la hija del hombre fallecido.

Ciudad de México, 19 de julio (SinEmbargo).- La lealtad y el amor no conocen de especies; trascienden al otro lado de la vida y perduran hasta el último aliento. Prueba de ello es un perrito que, con tristeza, se postró al pie del altar de su dueño fallecido.

Y es que en redes sociales, una usuaria compartió algunas fotografías de su fiel mascota echada frente a las cenizas del difunto y algunos arreglos florales.

“Mi perro dormía a un lado de mi papá , él lo sacaba a pasear todos los días sin falta. Y cuando nos entregaron sus cenizas, mi perro no se despegó ni un segundo y lloraba, así que no me digan que los animalitos no sienten”, dijo la hija del finado en su cuenta de Twitter.

La publicación motivó a otros usuarios a compartir historias semejantes a la del noble can y relatar cómo fue que sus mascotas afrontaron la muerte de sus dueños o personas con las que convivieron frecuentemente.

Si bien no se sabe el nombre del perrito ni el lugar donde vive, sí logró arrebatar las lágrimas de algunos usuarios de redes.


LOS PERRITOS SIEMPRE FIELES

Una fatal coincidencia y muestra de lealtad hasta el último suspiro. Un bulldog francés de nombre “Nero” murió sólo un cuarto de hora después de que falleciera su propietario en la localidad escocesa de Alloa (Reino Unido).

Stuart Hutchison, que dejó de existir a los 25 años, luchaba contra un cáncer cerebral desde 2011, informa el medio local STV. “Nero” no se separó nunca de su dueño.

El padre de su esposa Danielle se dirigió a la casa de matrimonio para recoger unas gafas a su hija, pero notó que “Nero” necesitaba atención médica y lo llevó al veterinario.

“Dijeron que se había roto algo en la columna, pero estaba bien justo antes”, relató la madre de Stuart. En ese momento, su dueño moría en su apartamento, donde había sido trasladado desde un hospital. 15 minutos más tarde, lo hacía su leal can.

-Con información de RT.