Fotografía: Samir Hussein

El 15 de Agosto de 1963 nació el cineasta, compositor y productor Alejandro González Iñárritu, quien, junto a Alfonso Cuarón y Guillermo del Toro, conforma una nueva generación de realizadores, dando al cine mexicano un importante renacimiento.

Se dio a conocer en WFM radio en 1984, y posteriormente fundó la productora Zeta Films para en 1995 dirigir un capítulo de “Detrás del dinero”, con apoyo de Televisa.

Sin embargo, su fama llegó tras aliarse con el guionista Guillermo Arriaga, para la trilogía que giraba al rededor de la muerte: “Amores perros”, “21 gramos” y “Babel”.

Tras el “divorcio” profesional de Arriaga, y ya con su productora Cha Cha Cha Films (fundada al lado de Cuarón y del Toro en 2008), co escribió y dirigió “Biutiful”.

IÑÁRRITU Y LA MÚSICA

Gustavo Santaolalla es el nombre -y el hombre- clave en la musicalización de los filmes de González Iñárritu, pues la presencia del argentino ganador de un par de premios Óscar, ha sido una constante en las cuatro películas que hasta el momento “El negro” ha filmado.

Además de las sinfonías de Santaolalla, el director suele utilizar música popular, ya sea rock en español, electrónica, banda y los géneros necesarios para otorgar contexto a su trabajo.

 

Amores Perros

Su primer película estrenada en el año 2000, cuenta las peripecias de tres historias que se unen por un accidente automovilístico. Estelarizada por Gael García Bernal, Álvaro Guerrero, Vanessa Bauche y Emilio Echevarría, entre otros, se convirtió en la quinta película mexicana más taquillera de la historia. Además, recibió un premio BAFTA por “mejor película de habla no inglesa” y una nominación al Óscar como mejor filme extranjero.

Éste es uno de los soundtracks más sobresalientes, pues compiló éxitos de varios de los exponentes más importantes del rock latinoamericano, como Café Tacvba, Illya Kuryaki & The Valderramas y Zurdok, asimismo, músicos como Julieta Venegas, Ely Guerra, Control Machete y Bersuit Vergarabat realizaron nuevos temas inspirados en la película.

21 Gramos

En el camino a Hollywood, Iñárritu convocó a Sean Penn, Naomi Watts y Benicio Del Toro para protagonizar “21 gramos”, al igual que “Amores Perros”, este filme junta tres líneas argumentales alrededor de un trágico accidente de automóvil. Su nombre hace referencia al peso que supuestamente pierde el ser humano al morir, el que se dice, pertenece al alma.

Su banda sonora se compone, en su mayoría, por temas instrumentales de Gustavo Santaolalla, además de un par de temas funk populares, uno de ellos “Low Rider” de War.

Babel

Su paso más grande para lograr una consolidación hollywoodense fue su tercer obra, “Babel”, con un reparto que incluye a Brad Pitt, Kate Blanchett y a los mexicanos Gael García y Adriana Barraza, ésta última nominada al Óscar como mejor actriz de reparto.

La premisa de la historia es parecida a la de sus antecesoras, vidas supuestamente paralelas se unen en torno a la tragedia. En esta ocasión, una mujer estadounidense que vacacionaba en Marruecos con su esposo, es herida por unos niños nativos. A la par, una niñera mexicana cruza de EU a México con los hijos de la pareja, enfrentándose a la patrulla fronteriza en el desierto; mientras a kilómetros de ahí, en Tokio, se observan las peripecias que vive una jovencita sordomuda.

La cinta obtuvo siete nominaciones al premio de la Academia, pero al final únicamente consiguió el de “mejor banda sonora”, entregado al argentino Gustavo Santaolalla.

En el caso de “Babel”, la música sirve para fijar el contexto en el que se desarrollan las diversas historias, señalar su idiosincracia y costumbres. Es por ello que se cuenta con canciones de Chavela Vargas, Nortec, Fat Boy Slim y Ryūichi Sakamoto.

Biutiful

El más reciente largometraje de “El negro”, protagonizado por Javier Bardem, está totalmente musicalizado por Gustavo Santaolalla. Curiosas piezas sinfónicas que sacan su nombre de palabras en inglés mal escritas, tal como el título de la película.

Éste es el primero que no conecta historias como los filmes previos, sin embargo, la muerte es una constante que acecha a Uxbal, el protagonista. Al igual que los otros trabajos realizados, “Biutiful” fue exitosa en festivales y premiaciones, pues compitió por la Palma de Oro de Cannes, “Mejor película de habla no inglesa” en los Óscar y “Mejor película extranjera” en los Golden Globes.