Belinda es acusada de fraude fiscal, defraudación fiscal equiparada por un millón 900 mil pesos, y ocultar, alterar o destruir sus registros contables, conducta que por Ley se castiga con una pena de entre 3 meses y 3 años de cárcel.

La cantante Belinda llegó  acompañada de su abogado abordo de una camioneta que ingreso al estacionamiento de dicha dependencia. Foto: Cuartoscuro

La cantante Belinda llegó acompañada de su abogado abordo de una camioneta que ingreso al estacionamiento de dicha dependencia. Foto: Cuartoscuro

Ciudad de México, 19 de agosto (SinEmbargo).- La cantante Belinda rindió declaración ante la Unidad de Delitos Financieros de la Procuraduría General de la República ya que es acusada de fraude fiscal.

Acusa del, presuntamente haber ocultado, alterado o destruido total o parcialmente sistemas o registros contables, conducta que se castiga de tres meses a tres años de cárcel, la cantante acudió a rendir declaración acompañada de su abogado.

En julio pasado, un juez federal negó por segunda vez una orden de aprehensión en contra de la cantante mexicana Belinda, luego de que la Procuraduría General de la República (PGR) solicitara ante el Poder Judicial Federal (PJF) una orden de aprehensión en su contra por violar el artículo 111 del Código Fiscal de la Federación.

Sin embargo, el Juez Décimo Sexto de Distrito en Procesos Penales Federales en la Ciudad de México, Héctor Vázquez Ferzuli, rechazó las medidas cautelares de detención solicitadas contra la cantante, por considerar que la Procuraduría no cuenta con los elementos suficientes para acreditar la existencia de los delitos imputados.

Según el juez, la Procuraduría no habría probado los elementos que integran el cuerpo del delito, es decir, no avala si el supuesto ocultamiento contable fue a través de una acción o de una omisión; no acredita la autoría o participación de la cantante en el ocultamiento; así como no acredita si el presunto ocultamiento es típico o circunstancial, fallas técnicas que no permiten imputar delitos.

El Poder Judicial de la Federación ha negado emitir la orden de aprehensión en dos ocasiones por dichas cuestiones técnicas.

Belinda es acusada de defraudación fiscal, defraudación fiscal equiparada por un millón 900 mil pesos, y ocultar, alterar o destruir sus registros contables, conducta que por Ley se castiga con una pena de entre 3 meses y 3 años de cárcel.

Ese artículo 111 del Código Fiscal de la Federación sanciona a quien oculte, altere o destruya total o parcialmente los sistemas y registros contables, así como la documentación que sustenta la contabilidad.

Sin embargo, el expediente de Belinda fue consignado en el anterior sistema de justicia, en el que el delito no es considerado como grave, por lo que la también actriz podrá suspender una eventual orden de captura con un amparo, o llevar el juicio en libertad.