México
Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México, durante su conferencia de prensa en Palacio Nacional.

Ciudadanos y funcionarios propondrán la Reforma Político-Electoral, anuncia AMLO

19/08/2021 - 9:24 am

“Vamos a presentar la iniciativa de Reforma Electoral, va a ser integral, tiene que ver con la organización de las elecciones, el papel del INE, del Tribunal Electoral, las facilidades para que todos puedan participar y que no haya obstáculos. Que haya libertad de elegir”, dijo el mandatario.

Ciudad de México, 19 de agosto (SinEmbargo).– El Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció esta mañana que la Reforma Político-Electoral va. Dijo que pedirá que un grupo de ciudadanos y servidores públicos trabajen en un proyecto y que se dará a conocer al país, antes de ser enviado al Congreso. Explicó que en ese grupo estarán quienes conocen la materia, pero también “quienes han sido víctimas de fraudes electorales”.

La reforma, de la que se sabe apenas lo que el Presidente la esbozado en sus conferencias, buscaría hacer cambios en las dos instituciones que tienen hoy mismo el control de los procesos electorales en México: el Instituto Nacional Electoral (INE) y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). Esto supone, si el Congreso lo aprueba, que ambos cuerpos, como están, tienen los días contados.

“Sí necesitamos una reforma electoral a fondo. Entonces voy a invitar a un grupo de ciudadanos, a quienes saben de esta materia, a quienes han padecido de fraudes electorales, porque se han burlado de los mexicanos”, informó.

Desde Palacio Nacional, López Obrador afirmó que “el fraude se ha impuesto en México en siglos”, por lo que “ya es tiempo de decir basta y terminar con toda la simulación, con estos consejeros, magistrados, falsarios que no tienen una auténtica, una verdadera vocación democrática”.

“Hay gente de todas las clases sociales, demócratas auténticos. Entonces tenemos que enfrentar esto porque si no, quedaría cojo nuestro proyecto. Avanzamos en lo económico, en lo social, pero no vamos a avanzar en lo político”, consideró.

El mandatario mexicano insistió en la necesidad de dejar establecida la democracia en definitiva, con el objetivo de que “pase al basurero de la historia el fraude electoral y todas esas prácticas fraudulentas que violan el derecho del pueblo a elegir libremente, que son contrarias a la libertad de los ciudadanos”.

“Sí vamos a hacer una buena reforma. Vamos a proponerla y va a estar muy interesante el debate y volvemos otra vez a participar porque van a entrar en escena los que antes engañaban de que eran demócratas, van a seguir enseñando el cobre. Es como participar en una fiesta de disfraces cuando al final todos se quitan la máscara, ya están sus verdaderos rostros”, comentó.

Asimismo, el Jefe del Ejecutivo federal detalló que la iniciativa de reforma será enviada después de que se convoque al grupo para trabajar, pues “hay mucha experiencia en México, mucha gente capaz, desde luego tiene que tomarse en cuenta a las mujeres, a migrantes, a los pueblos originarios, a todos los ciudadanos”.

Por ello, hizo un llamado a elaborar un proyecto entre todos. “Me corresponde, pero yo voy a pedir que ciudadanos y también servidores públicos trabajen en la elaboración del proyecto y lo vamos a ir analizando, revisando, se da a conocer al pueblo antes de que yo lo envíe formalmente al Congreso. Ese va a ser el procedimiento que vamos a continuar”.

Apenas el 10 de agosto, el Presidente volvió a tocar el tema de la reforma electoral a propósito de la aparente solución provisional a la crisis del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). Su intención es clara: una revisión general de los principales órganos electorales del país.

Para el mandatario, sin embargo, dicha crisis no está concluida a pesar de la renuncia de los dos presidentes que luchaban por el poder de la Sala Superior. La solución, para López Obrador, es que todos los magistrados renuncien.

“No han demostrado actuar con rectitud”, dijo. “A mí me decepcionaron y tengo pruebas, cuando resolvieron cancelar las candidaturas en Michoacán y Guerrero. Actuaron bajo consigna y no actuaron como jueces”, añadió.

El político tabasqueño usó de ejemplo el retiro de las candidaturas de Raúl Morón y Félix Salgado Macedonio, ambos abanderados de Morena, su partido, rumbo a las gubernaturas de Michoacán y Guerrero en este 2021, como el principal rasgo de un Tribunal Electoral corrupto.

“¿Qué hubo ahí? Mano negra. Ya llevo yo muchos años en esto, no me estoy chupando el dedo, entonces ya no les tengo confianza. Lo mejor es una renovación. Porque la democracia tiene que estar en manos de gente incorruptible, honesta”, sostuvo.

Sin embargo, se quedó apenas corto de llamar a una reforma al interior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. “No quiero hablar más del tema porque eso le corresponde a ellos”, explicó López Obrador.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas