El juego se definió hasta la parte complementaria, lapso en donde llegarían los tantos de la Máquina, gracias a un penal anotado Yoshimar Yotún y otro de Jonathan Rodríguez.

El arquero argentino del equipo regio se fue expulsado en tiempo de compensación, justo cuando los felinos buscaban el agónico empate en Las Vegas.

Ciudad de México, 19 de septiembre (AS México).– La primera edición de la Leagues Cup se tiñó de azul. Esta vez no existió la famosa “cruzazuleada”, La Máquina derrotó 2-1 al favorito Tigres y así conquistó las Vegas, la ciudad de las apuestas que ahora tuvo una buena noche de fútbol.

El juego se definió hasta la parte complementaria, lapso en donde llegarían los tantos de la Máquina, gracias a un penal anotado Yoshimar Yotún y otro de Jonathan Rodríguez.

Antes de las anotaciones, el juego era parejo y en una lucha constante por la esférica, pero lejos de las porterías. Así como suele ser cualquier tipo de partido en donde se disputa un título.

De cierto el modo es justo el resultado, ya que los cementeros fueron los que habían generado más peligro en el arco contrario. Incluso, en los primeros diez minutos del juego, tuvieron tres oportunidades, incluido un disparo al poste de Milton Caraglio.

De Tigres, muy poco. El equipo de Ricardo Ferretti buscaba constantemente a André-Pierre Gignac, quien peleaba todos los balones, nunca se encontraba cómodo y regularmente jugaba a espaldas de los tres palos blancos.

Tras los goles, Robert Dante Siboldi sonreía, se le veía nervioso y tenía toda la razón para estarlo. Este era apenas su segundo partido y su gestión estaba rindiendo frutos.

A un minuto del final, los Tigres siguieron sin rendirse y Guido Pizarro logró el gol que los puso a un tanto de enviar la definición a penales.

El árbitro agregó cuatro minutos de compensación, lapso donde todos los de azul y amarillo se fueron a buscar la heroica. Pero no, la Máquina pitó fuerte en las Vegas.

Antes de que el árbitro pitara el final, Nahuel Guzmán cometió un tremendo error y golpeó a Edgar Méndez, así que terminó siendo expulsado. En el arco quedó Guido Pizarro. Al final se jugaron diez minutos de agregado y no hubo oportunidad para que Tigres consiguiera el empate.

EXPULSAN A NAHUEL POR CODAZO

El arquero argentino del equipo regio se fue expulsado en tiempo de compensación, justo cuando los felinos buscaban el agónico empate en Las Vegas.

Todo se originó en una jugada de contragolpe de La Máquina. Méndez se perfilaba en solitario ante el guardameta y ambos sufrieron un fuerte choque en la disputa del balón. Cuando Méndez se recuperó, el portero lo buscó para propinarle un codazo en la cara.

Los jugadores cementeros de inmediato pidieron la tarjeta roja, pero el árbitro central, Marco Antonio Ortiz Nava, primero recurrió al monitor de apoyo del VAR. En un principio no existía imagen que constatara la acción, pero minutos más tarde apareció una toma detrás del arco felino, en la que se observa la agresión de Guzmán.

Al corroborarlo con el VAR, el polémico portero vio la expulsión y se negó en un principio a abandonar el campo de juego. Después de reiteradas peticiones del colegiado, se marchó a los vestidores y su lugar lo tomó Guido Pizarro, al ya no haber más cambios disponibles para el equipo dirigido por ‘Tuca’ Ferretti. Tan pronto se reanudó el duelo, el silbatazo final se hizo escuchar y Cruz Azul se el primer campeón de Leagues Cup.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE AS MÉXICO. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.