La película se estrenó este verano en Netflix Francia y fue puesta en línea el pasado día 9 en la página estadounidense de esa plataforma.

París, 19 de septiembre (EFE).- El Gobierno francés defendió este viernes a la directora de la película Guapis (Mignonnes), la francesa Maïmouna Doucouré, tras las acusaciones de una campaña sectores conservadores estadounidenses que aseguran que el film hipersexualiza a las niñas y fomenta la pedofilia.

“Aquellos que critican la película entran en total contradicción con el propósito del trabajo de la directora”, afirmó en un comunicado la ministra de Cultura, Roselyne Bachelot, en el que considera que las imágenes difundidas por la campaña están fuera de contexto y reducen el film al estereotipo.

“Esta película debe seguir presentándose a todos los públicos y fomentar un debate pacífico basado en lecturas informadas de la obra”, añadió la ministra.

La película cuenta la historia de Amy, una niña parisina de 11 años que se une a un grupo de baile formado por otras tres chicas de su barrio, que imitan las sugerentes coreografías de las estrellas del pop que las hacen soñar.

Este apoyo gubernamental llega después del pronunciamiento del pasado martes de la asociación de cineastas franceses (L’ARP), que consideró el film “emblemático e indispensable para la libertad de expresión”.

“El cine se necesita para abordar temas inquietantes y es indispensable para el ejercicio de la democracia”, añadió la asociación a través en un comunicado.

La película se estrenó este verano en Netflix Francia y fue puesta en línea el pasado día 9 en la página estadounidense de esa plataforma, y desde entonces ha sido el objetivo de una campaña de sectores conservadores norteamericanos.