El hombre ha sido descrito por autoridades federales como clave en la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

Ciudad de México, 19 de septiembre (SinEmbargo).– José Ángel “N”, identificado por autoridades federales como presunto líder del grupo criminal de Guerreros Unidos ligado al caso Ayotzinapa, fue enviado al Centro Federal de Readaptación Social no. 1 Almoloya de Juárez, en el Estado de México, luego de permanecer más de dos mese en arraigo domiciliario.

La Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido) llevó al hombre, identificado en medios como “El Mochomo”, ante un juez federal por acusaciones relacionadas con el delito de delincuencia organizada.

Uno de sus abogados también fue llevado al centro de readaptación social por su presunta relación en el mismo delito.

Ambos hombres habrían sido detenidos ayer para ser puestos a disposición de un Juez federal.

“El Mochomo” ha sido descrito por la Fiscalía General de la República (FGR) como alguien clave en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, en septiembre de 2014.

El hombre fue detenido en Metepec, Estado de México, en junio, cuando agentes de la Policía Federal Ministerial cumplimentaron una orden de aprehensión, la cual giró un Juez federal de aquella entidad por su probable participación en el delito de delincuencia organizada.

El presunto líder de Guerreros Unidos fue ingresado al Centro Federal de Readaptación Social Número 1, “El Altiplano”.

No obstante, una semana después de su captura, el 1 de julio, la FGR informó que había sido liberado por actos de corrupción en los que se destinaron varios millones de pesos.

La dependencia detalló que un Juez autorizó a la Seido realizar algunas intervenciones telefónicas que mostrarían que personas cercanas al imputado y al juzgado que atrajo su caso, el Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México, estarían relacionadas con los actos de corrupción.

Al llegar al estacionamiento del penal donde lo esperaban familiares y abogados, José Ángel fue detenido el 1 de julio con una orden de presentación de la Seido y días después un juez ordenó que debía permanecer en arraigo, mismo que terminó el día de ayer.