El acento sureño de Robert Pattinson fue lo que más sorprendió, ya que se convirtió en el único miembro del elenco durante la preproducción que no le hizo llegar a Campos las grabaciones de voz de su trabajo.

 Madrid, 19 de septiembre (EuropaPress).- Robert Pattinson acaba de estrenar El diablo a todas horas en Netflix. Para la cinta, un oscuro y sórdido thriller ambientado en un pueblo de Estados Unidos, el protagonista de El Faro o The Batman tuvo que adoptar un acento sureño, un detalle que mantuvo en secreto hasta que grabó la primera escena.

“Fue imposible que Rob recibiera clases para el acento”, dijo el director Antonio Campos en una entrevista con The Insider. “Simplemente no quería hacerlo. Él simplemente se mostró inflexible y quiso resolverlo por su cuenta”, agregó el autor.

Campos le envió a Pattinson el guion y el actor eligió dar vida a Preston Teagardin. Sin embargo, fue el único miembro del elenco durante la preproducción que no le hizo llegar a Campos las grabaciones de voz de su trabajo de acento. Todo lo que el realizador sabía es que Pattinson no emplearía su verdadero acento inglés. El director escuchó lo que la estrella había preparado durante la grabación de la primera toma. Finalmente el acento de Pattinson encajaba a la perfección con el personaje.

“No me preocupo por esas cosas”, dijo Campos. “No había forma en mi mente de que él viniera al set con algo malo. Puede que no lo hubiera perfeccionado, pero no iba a ser malo. Prefiero que alguien venga con algo extraño que es una elección a que sea algo que no está meditado. Así que sabía que vendría con algo interesante”, explicó.

Además de Pattinson, completan el reparto Tom Holland, Bill Skarsgard, Mia Wasikowska, Jason Clarke, Sebastian Stan, Riley Keough, Haley Bennett y Mia Goth, entre otros. El diablo a todas horas está disponible en Netflix desde el 16 de septiembre.